¿Quién pagará la multa de Transmilenio?

Por: Eric Frasser Arias | Agosto 2, 2016

Un fallo proferido por el Consejo de Estado en noviembre de 2015, ordenó a Transmilenio  indemnizar con 6.093 millones de pesos a la Sociedad Sistemas Operativos Móviles KSA, conocida como "Somos K". Casualmente este lunes trabajadores de Transmilenio protestaron por excesivas multas deducidas de sus salarios y un posible aumento en los pasajes del sistema. 

La sentencia conceptuó que Transmilenio dio incumplimiento del contrato al no reconocer oportunamente los hechos que provocaron que "Somos K" no pudiera  desempeñar adecuadamente su obligación de chatarrizar y recomponer la flota de buses, al no modificar el cronograma previsto para ello; "por desvincular su flota sin justificación válida alguna y por no reembolsarle de manera oportuna los descuentos practicados".

 

“Que se declare que Transmilenio S.A. incumplió el contrato por no reconocer oportunamente los hechos que dieron lugar a que la Sociedad Somos K.S.A. incumpliera su obligación de reposición de flota, por no modificar adecuadamente los plazos inicialmente convenidos para que ésta diera cumplimiento a su obligación de desintegración y reposición de flota“, señala el fallo.

 

Transmilenio interpuso un recurso para anular dicho laudo que fue declarado de poco fundamento por el alto tribunal, con declaración del magistrado Jaime Orlando Santofimio, al considerar que la petición de Transmilenio era "discutir o controvertir el análisis jurídico y probatorio efectuado por el Juez arbitral para adoptar su decisión y modificarla a su favor, lo cual resulta del todo improcedente en sede del recurso de anulación de laudo arbitral. En conclusión, ninguno de los cargos está llamado a prosperar y en consecuencia: se declara infundado el recurso de anulación y se condena en costas a la recurrente"(SIC).

 

Para el alto tribunal, TransMilenio habría desvinculado sin razón alguna, la flota de buses de Somos K y no reembolsó a tiempo los descuentos acordados. En la ejecución del contrato, se presentaron problemas en el proceso de adquisición, chatarrización y desintegración de los buses que serían reemplazados por los vehículos requeridos por Transmilenio.

 

En el laudo del 4 de noviembre de 2015, el Tribunal de Arbitramento condenó a Transmilenio a indemizar a Somos K con 1.185.803.318 de pesos por concepto de descuentos efectuados; 1.695.135.142 por intereses de mora de las sumas descontadas, y a la suma de 2.570.680.431 por concepto del valor de los vehículos que no pudieron desintegrarse. Más 641 millones de pesos por concepto de costas.

 

Por otra parte, el pasado primero de agosto  trabajadores de Transmilenio y del Sistema Integrado de Transporte Público SITP, organizados en la Unión General de Transportadores de Colombia (Ugetrans), protestaron contra abusos laborales y el futuro aumento del transporte en $600 pesos.

 

Wilson Hoyos, presidente del sindicato de Ugetrans, explicó que la protesta “busca mejorar las condiciones laborales de las personas que trabajan en el sistema de transporte que, en su mayoría, no están contratados por el sistema Transmilenio” (SIC). Hoyos denunció que también trabajan por la adecuación de las jornadas laborales.

 

El conductor y líder sindical declaró que uno de los objetivos de la protesta es eliminar  las multas económicas que se infligen a los empleados del sistema Transmilenio, ya que estas pueden ir desde los 50 mil pesos hasta los 800 mil pesos mensuales. Este dinero se descuenta de los salarios de los conductores. Según han señalado expertos, esta medida es ilegal y Transmilenio no puede hacer este tipo de deducciones.

 

Hoyos señaló que están exigiendo la reducción del pasaje de Transmilenio. Actualmente el costo asciende a $2000 pesos en los buses rojos del sistema y $1700 en los buses azules del Sistema integrado de transporte público. Los manifestantes reclamaron en contra de un nuevo aumento de 600 pesos que prepara el alcalde Peñalosa. 


Comentarios