Se prolonga emergencia sanitaria

Por: Katerine Leal @KT_Leal | Julio 21, 2016

El alcalde Enrique Peñalosa busca que la emergencia, que finaliza el próximo 6 de agosto, sea prorrogada por seis meses más con el objetivo de seguir permitiendo a las entidades del Distrito tomar medidas para ponerle fin a la crisis, pues con esta medida se pretende que los hospitales puedan ampliar las áreas donde atienden las urgencias.

Durante el primer semestre, el hacinamiento en urgencias en los hospitales distritales se redujo en un 30 por ciento, según la alcaldía gracias a la emergencia sanitaria que fue declarada el pasado 3 de febrero y con la que se buscaba descongestionar este servicio en los centros médicos de la ciudad.

 

“Hemos reducido en un 30% el hacinamiento que había en las urgencias en los hospitales de Kennedy, Engativá, El Tunal y Simón Bolívar gracias a las reformas profundas que hemos implementado”, indicó el alcalde Peñalosa, al tiempo que reconoció que la disminución en la aglomeración desmedida que se presentaba en urgencias también se debe a que el Concejo de Bogotá aprobó la reestructuración de los 22 hospitales en cuatro redes hospitalarias.

 

“Estas reformas se traducen en una mejor gerencia, mejor aprovechamiento de los recursos, mejores controles y un mejor servicio para los ciudadanos. Esta mejora radical en urgencias es parte de las grandes transformaciones que estamos haciendo para mejorar la atención en salud”, agregó el alcalde.

 

La Administración Distrital declaró la emergencia sanitaria en Bogotá en febrero pasado como consecuencia de la grave crisis que afrontaban los servicios de urgencias en el sur de la ciudad, como por ejemplo el de Kennedy, uno de los más importantes de la zona, y que antes de la reforma implementada por el alcalde Peñalosa atendía diariamente a 200 pacientes con seis médicos disponibles y los usuarios debían enfrentarse a largas esperas o, peor aún, a no recibir la atención deseada.

 

Con la reestructuración de los 22 hospitales en cuatro redes hospitalarias (Sur, Sur Occidente, Norte y Centro Oriente) se han reducido los trámites que un usuario tiene que cumplir para acceder a un servicio, pues al ser la red una sola institución con hospitales de todos los niveles de complejidad y con todos los servicios, se disminuyeron las autorizaciones y remisiones para acceder a ellos.

 

Así mismo, los hospitales, al estar integrados en esa red, ya no compiten entre ellos, como sucedía en años anteriores, por prestar los mismos servicios.

 

La inversión social en el sector de la salud prometida durante el gobierno de Enrique Peñalosa será de 13,5 billones, lo que representa la cifra más alta que se haya destinado a este rubro en la historia de Bogotá. Entre los planes está la construcción de seis hospitales nuevos.


Comentarios