Perplejos por hombre en ventana de Transmilenio

Por: Eric Frasser Arias | Julio 15, 2016

En redes sociales circula este viernes un video que muestra a un hombre que entra por una ventana a un articulado de Transmilenio. 

Para muchos podría ser divertido la falta de cultura ciudadana en Bogotá, pero a largo plazo podría ser perjudicial aceptar estas conductas. Episodios de imprudencias cometidas en Transmilenio son comunes, por ejemplo, está  el caso de una joven que orinó al interior de uno de los buses, o el de la mujer que cocinó huevos pericos a bordo de otro vehículo.  

 

Difundidos en las redes sociales estos hechos empezaron a mostrarse como denuncias aisladas, pero cuando es justificada la cultura ciudadana por el mal comportamiento de unos pocos, lo importante se constituyó en virilizar el hecho inusual que se ha captado. Estos sucesos que escandalizan a las personas se convierten en elementos sacian el morbo de las personas. Con el pasar del tiempo estas malas costumbres podrían ser bien vistas en la sociedad, puesto que no se da importancia a las razones por las cuales se cometen estos actos y quedan en la memoria colectiva como algo jocoso.

 

 

Si usted analiza el trasfondo que tiene la propagación del video del personaje que ingresa a un articulado por la ventana, usted se podrá dar cuenta de la poca  importancia  que tiene, ya que este no construye una opinión concisa, solo es visto por entretenimiento. La importancia noticiosa de este suceso recae en la evidencia visual de un hecho injustificable, pero por más injustificable que sea la circunstancia, esta debe ser acompañada con una base de interés social, pues es necesario que sea visible el verdadero malestar que acarrean estos actos.

 

Son incontables los videos que se propagan por las redes sociales acerca de las distintas problemáticas que tiene Transmilenio, lo importante de estos contenidos no es que tantas visualizaciones tengan, todo lo contrario, estos contenidos deben estar cargados con información que genere en las comunidades desaprobación del hecho, para que se pueda contextualizar y sea normal familiarizarse con la cultura ciudadana.           


Comentarios