Los “fantasmas” del Bronx

Por: Confidencial Colombia | Junio 30, 2016

Tras un mes de intervención los comerciantes de los barrios aledaños han denunciado que los delincuentes del desaparecido sector, conocidos como ‘sayayines’, los han amenazado con incendiarles los negocios. Además señalaron que las ventas han disminuido considerablemente por el aumento de los habitantes de calle en la zona. 

El 28 de mayo y tras cuatro meses de planeación, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa lideró un operativo sin precedentes para recuperar la zona del Bronx. Por lo menos 2.500 personas, entre policías, miembros del CTI de la Fiscalía, militares, trabajadores del ICBF y de la Secretaría de Integración Social, se tomaron el lugar, en el corazón de la ciudad.


El balance de las autoridades indica que se lograron desmantelar las tres bandas más grandes de narcotráfico que operaban en el Bronx, y que se hacían llamar ‘Gancho Mosco’, ‘Gancho Manguera’ y ‘Gancho Payaso’.


En su momento Peñalosa indicó que el operativo buscaba retomar el orden territorial de una zona que estaba fuera del control de las autoridades. Sin embargo, según denuncias de los habitantes de las zonas aledañas, la acción de la Alcaldía tuvo graves efectos colaterales.


Por ejemplo, los habitantes de calle que no se acogieron a los programas de rehabilitación, se están tomando barrios como La Estanzuela, El Progreso, Ricaurte, San Bernardo, La Pepita, entre otros, tanto así que los dueños de los establecimientos comerciales ubicados entre la Calle 13 y 6 desde la Av. Caracas hasta la Carrera 30 denuncian que se han registrado disminuciones considerables en sus ventas porque “los clientes sienten miedo de venir al sector”.


Los comerciantes también manifestaron que a la crisis se le suman las constantes amenazas por parte de los ‘sayayines’, quienes aseguran quemar los locales si son abiertos.


"Dicen que no podemos abrir a partir de las 8:30 de la mañana, que nos queman los negocios y dañan todo lo que encuentren por delante, tenemos planeado reunirnos con la Policía para pedirles acompañamiento", dijo uno de los comerciantes a Caracol Radio.

 

Tras las denuncias, el general Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, aseguró que se están entregando 5 millones de pesos para quien entregue información que permita dar con el paradero de estas personas que realizan estos actos violentos en el centro de la ciudad.


Esta situación se contradice con las declaraciones del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quién aseguró que la intervención del Bronx contribuyó a mejorar la seguridad en el centro de Bogotá, específicamente en la zona aledaña a la que era considerada la olla del narcotráfico más grande del país.


Comentarios