¿Delito o estupidez?

Por: Confidencial Colombia | Mayo 2, 2016

Fabián Enrique Vargas, el hombre encapuchado que disparó contra el Esmad durante las marchas del 1 de mayo en Bogotá, no tendrá medida intramural aunque seguirá vinculado al proceso en libertad. La Fiscalía no quedó convencida con la decisión del juez e insistirá para que reciba medida de aseguramiento, ya que para el ente acusador el hombre sí cometió un delito.

Un juez concedió casa por cárcel a Fabián Enrique Vargas, el hombre que disparó a policías durante marchas durante el 1 de mayo en Bogotá. Tras varias horas de audiencia el juez decidió no imponerle medida de aseguramiento, entre otras cosas, porque la Fiscalía no sustentó de manera adecuada sus argumentos. También dijo que el joven no era un peligro para la sociedad. 

 

La Fiscalía anunció que interpondrá un recurso para insistir en la medida de aseguramiento pues, desde el principio, ha estado convencida de que el joven sí cometió un delito.

 

En una rueda de prensa, el martes 3 e mayo, Fabián Enrique Vargas, se dirigió a los medios de comunicación en donde aclaró que el arma no era de verdad y ofreció disculpas por lo ocurrido. Para Vargas las cosas "no fueron tan graves" y calificó su accionar como algo "estúpido". 

 

“Entiendo que el acto que hice, es un acto irregular, es un acto que no debería hacer. Lo hice de una manera impulsiva, lo hice de momento, de euforia. No fue con el fin de hacerle daño a nadie, ya que el arma que aparece en el video no es un arma real” (Sic). 

 

De acuerdo con Fabián el arma que usó, como quedó registrado en video, es de venta libre, pero "el arma no tira ningún proyectil, el arma solo hace detonación. La usé en el momento del impulso, de la gresca" (Sic).

 

El joven fue procesado por el delito de daño psicológico a servidor publico, el cual es escarcelable, mas no por intento de homicidio. "No soy ningún criminal, no soy ningún asesino, no soy líder ni hago parte de ninguna banda criminal", afirmó vargas.

 

Además reconoció que fue una "estupidez" y que su actuación también pudo poner en riesgo su propia vida y ofreció disculpas:  "Mis más sinceras disculpas a la policía nacional, al Esmad y a las personas que marcharon pacíficamente".

 

Por la captura de este hombre el coronel William Sánchez, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, informó que las autoridades ofrecían una recompensa de 20 millones de pesos por información que diera con la identificación y su captura, luego de que disparará con balas de salva en contra de un grupo de uniformados que prestaban seguridad en las marchas del 1 de Mayo, en plaza de Bolívar. La recompensa no será pagada.

 

 

 

 

De acuerdo con la Policía, el joven se entregó por presión de la Policía Nacional y aseguró que la pistola que utilizó era de mentiras. 

 

 

En las imágenes publicadas en la cuenta de Twitter de la institución, se pudo identificar el rostro del hombre que según el oficial tendría aproximadamente 22 años y mediría 1.80 metros de estatura.

 

 

El Distrito informó que por los disturbios en el centro de la ciudad, fueron conducidas 17 personas a la Unidad Permanente de Justicia (UPJ) de Puente Aranda, tras dejar daños por cerca de 100 millones de pesos. 

 


Comentarios