¿Cómo van las VIP en Bogotá?

Por: Catalina Erazo - @erazokta | Noviembre 11, 2014

En medio de la polémica que ha generado la propuesta del alcalde Petro de desarrollar proyectos de interés prioritario en zonas de estratos altos en la ciudad, le contamos cómo ha avanzado la construcción de este tipo de viviendas en la capital. 

Las viviendas de interés social (VIS) y de interés prioritario (VIP) son un tema que toma fuerza en los últimos días gracias al sorpresivo anuncio del alcalde mayor de Bogotá Gustavo Petro, en el que aseguró que el Distrito dispondrá de siete predios en los que hoy funcionan parqueaderos públicos, para la construcción de viviendas gratis para los menos favorecidos, más específicamente, para desplazados víctimas del conflicto.

 

La gran polémica la desata la ubicación de dichos predios ya que se encuentran en barrios ‘exclusivos’ de la ciudad, denominados así por ser estrato 5 y 6. Zonas como la calle 82 con 11, donde se ubican centros comerciales como Atlantis Plaza, Andino o El Retiro, tiendas y boutiques de grandes marcas y que según un estudio de la empresa Mall & Retail, hecho el año pasado, genera rentas más altas que las de la Quinta Avenida de Nueva York.  

 

En el anuncio de la medida Gustavo Petro aseguró que “La estratificación social en Colombia es un sistema de castas, antidemocrático, antirrepublicano y antihumano. Eso debe acabar” en defensa de su propuesta.

 

Con el objetivo de combatir esa desigualdad la administración distrital planea levantar 372 viviendas en la calle 109 con 17, en la carrera 11A con calle 88, en la calle 82 con carrera 11 y en la carrera 11 con calle 93A.  Algunos han tachado al alcalde de ‘populista’, o han calificado la medida como un golpe de opinión por parte del mandatario. Por otro lado expertos han defendido la iniciativa argumentando que es muy buena, pero apresurada por falta de estudios previos en temas de inclusión social.

 

“Apoyamos esa mezcla urbana porque la heterogeneidad genera oportunidades para la gente”, aseguró Édgar Cataño, director de ONU-Hábitat en Colombia al referirse al tema. Sin embargo, sostuvo que el plan de Petro está mal estructurado porque no se hizo de manera concertada; “Aquí no se trata de trasladar las condiciones de unas personas a las de otras. Lo que se debe buscar es elevar la calidad de vida de una población sin oportunidades”, agregó el experto.

 

Varias de las conjeturas que han surgido basadas en la opinión de habitantes de estratos altos, apuntan a que las víctimas del conflicto que van a llegar a vivir en estos sectores no tienen las capacidades económicas para sostener el costo de vida que exige habitar barrios como el Chicó, Santa Bárbara o Usaquén.

 

¿Dónde van a poner a estudiar a sus hijos? ¿Dónde van a hacer mercado? O ¿Cómo van a pagar los servicios? Son algunos de los argumentos de varios ciudadanos que han expresado su descontento al respecto.

 

Pero al parecer a los ciudadanos no se les ha informado, por ejemplo, que según las estadísticas de la Secretaría Distrital de Educación, en el norte de la ciudad existe cobertura suficiente de colegios públicos para el abastecimiento de cupos que pueden usar los niños que lleguen a las VIP en el sector. Tal como lo indica el mapa a continuación en el que los puntos de diferentes tonalidades son los colegios distritales que existen actualmente en la capital.

 

 

Mapa de colegios distritales en Bogotá

Mapa de colegios distritales en Bogotá

 

Además la administración distrital ha planeado este proyecto de manera que ninguno de estos argumentos pueda derrotar la propuesta, pues el alcalde ha asegurado que en los conjuntos residenciales que se construirán se implementarán supermercados en donde los residentes podrán comprar sus alimentos a bajos costos; también que los servicios públicos que instalarán se cobrarán a precio de estrato 1.

 

Al respecto María Mercedes Maldonado, ex secretaría de hábitat de Bogotá asegura que el alcalde dentro de su proyecto de desarrollo considera como uno de los ejes más importantes la lucha contra la segregación social, "¿Por qué la sociedad no se arriesga a construir una política de inclusión socio espacial?" asegura, y además aclara que la inversión de este proyecto vale 30mil millones de pesos por el hecho de que los terrenos ya son públicos, así que no habrá invasión en los barrios 'exclusivos'.

 

Petro desata la polémica nuevamente con una iniciativa más, que es sobre todo novedosa para la capital. El Alcalde se ha mostrado receptivo a las críticas y respondió a través de twitter con este trino: “no hay problema en iniciar un diálogo con residentes de estrato seis donde habría vivienda prioritaria para víctimas en lotes del Distrito”.

  

Mientras se presentan las posiciones enfrentadas al respecto, la Secretaría Distrital de Hábitat presentó las cifras oficiales de cómo avanzan los proyectos de vivienda interés social y prioritario en Bogotá.

 

En este momento hay construcciones vigentes en diferentes fases pero ya aseguradas para el proyecto 100.000 viviendas gratis del Gobierno Nacional. En Usme y en Bosa ya hay 830 viviendas terminadas y 350 han sido entregadas. Hay proyectos en construcción en las localidades de Kennedy, Puente Aranda, Santa Fe, San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Fontibón y Mártires.  

 

Algunos proyectos presentan retrasos por problemas de trámites en las licencias de construcción o estado de los estudios de suelo, tales como el denominado 'Usme 1' en el que se beneficiará a 344 familias que accedan a las viviendas de interés prioritario; El proyecto San Blas que contará con 70 de estas mismas, Colmena que cuenta con 147 y Sosiego con 59, todos estos en la zona de San Cristóbal sur.

 

Otros de ellos han sido ya propuestos al Gobierno Nacional y están en espera de aprobación, tal como el proyecto ‘Bolonia de colores’ en Usme que cuenta con 1066 viviendas de interés prioritario y ha destinado 300 de ellas exclusivamente para víctimas.

 

La ex secretaria María Mercedes Maldonado habla de 9000 viviendas VIP en Bogotá desde que inció la administración Petro.

 

Aunque hasta este momento surgen los encontrones por el tema, esta es una propuesta que está en el Plan de Ordenamiento Territorial de la ciudad desde hace varios años, en el 2009 el director de Planeación Distrital de ese momento, Óscar Molina, dijo que lo que se pretendía con el Plan de Ordenamiento Zonal (POZ) norte era precisamente la inclusión social mediante proyectos urbanísticos que unan a los estratos altos con la población vulnerable.

 

En su momento dijo que de las 5.084 hectáreas de suelo en el norte de Bogotá, el POT norte tiene disponibles 2.018 para construir no sólo casas de interés social, sino también un corredor ecológico que iría de la calle 201 hasta la 222, desde la carrera Séptima hasta Guaymaral.

 

Hace cinco años se presupuestó que esto valdría 800mil millones de pesos y a partir de este 2014 estaría listo en 25 años. 


Tags

Comentarios