Bogotá no apta para mujeres

Por: Confidencial Colombia | Octubre 30, 2014

Casualmente el polémico estudio que deja a Bogotá como la ciudad con el transporte más inseguro para mujeres en el mundo, coincide con el anuncio del alcalde mayor de Bogotá Gustavo Petro en el que asegura que las denuncias por acoso en Transmilenio han disminuido.

La Fundación Thomson Reuters, abanderada de la lucha anticorrupción y en contra de la trata de personas a través del periodismo, ha realizado un estudio que incluye a las dieciséis ciudades más grandes del mundo y que considera el acoso en los sistemas de transporte público de dichas ciudades.

 

Las conclusiones para la capital colombiana no son los más reconfortantes y además no coinciden con las cifras que dan a conocer las autoridades a la opinión pública, dentro del estudio Bogotá se ha hecho acreedora del primer lugar como la ciudad con el sistema de transporte público más peligroso para las mujeres en el mundo, por encima de ciudades como el DF en México o Nueva Delhi en India.

 

Según los resultados seis de cada diez mujeres aseguran haber sido acosadas físicamente mientras utilizan el trasporte público en su ciudad. Bogotá es la ciudad en la que las mujeres sienten mayor temor de viajar luego de que oscurece.

 

Paula Reyes fue una de las participantes bogotanas en la encuesta y a las preguntas de la fundación ella respondió: "Los autobuses no son seguros. Te pueden robar la cartera o el celular y ser acosada. Cuando el autobús está lleno es fácil para los hombres frotarse contra las mujeres y manosearlas", dijo Paula Reyes, una cajera de un supermercado en Bogotá a la fundación. "Hay una falta total de respeto hacia las mujeres aquí".

 

Los resultados se basan en las respuestas de participantes como Paula, al igual que en encuestas realizadas a expertos en materia de derechos de la mujer, igualdad de género, planificación urbana, y espacios urbanos que toman en consideración el género. En total fueron 6.555 entre mujeres y expertos los participantes en la encuesta.

 

La consulta fue hecha a través de internet en la que se indagó por seis temas: seguridad en la noche, sobre el acoso verbal, acoso físico, la confianza en que otros pasajeros actúen ante hechos de violencia, respuesta de las autoridades y la seguridad general en la ciudad.

 

Como respuesta al estudio que deja muy mal parada a la capital, el alcalde Gustavo Petro recordó una de las medidas más importantes que ha implementado el distrito en conjunto con la policía metropolitana de Bogotá. El gobierno construyó una estrategia de unidades de policía femenina que son las que refuerzan la seguridad para las mujeres en el sistema.

 

"Estas mujeres vestidas de civil que son personas entrenadas, ingresan al sistema y son las que están pendientes de quienes acosan a las mujeres para inmediatamente ponerlos presos", dijo Petro. El mandatario capitalino dijo que desde hace dos meses y medio, tiempo que lleva vigente la medida se ha reducido el acoso sexual de hombres sobre mujeres en TransMilenio y por ello si la medida continua con sus buenos resultados, se implementará de forma indefinida.

 

La secretaría de la mujer también alzó su voz asegurando que la ausencia de una respuesta solidaria ante las situaciones de violencia y las barreras para acceder a la justicia son las principales causas para que se presenten situaciones de inseguridad para las mujeres en el transporte público.

 

Entre los avances que se han tenido en Bogotá en este tema, se resalta que ha aumentado en la ciudadanía el reconocimiento del acoso sexual en el transporte como un delito.

 

Según la encuesta realizada por el Observatorio de Mujeres y Equidad de Género de Bogotá y el  Observatorio de Culturas de la Secretaría de Cultura Recreación y Deporte en el año 2014 a 10.733 personas usuarias y usuarios del sistema de transporte masivo TransMilenio de manera aleatoria y presencial en las tres rutas del plan piloto de vagón optativo para mujeres, se pudo establecer que:

 

 El 38% de mujeres y 50.8% de hombres manifiestan sentir “tranquilidad” al utilizar el sistema de transporte masivo.

 

El 42,1% de las mujeres y el 47,5% de los hombres manifestaron no haber visto actos de violencia contra las mujeres en el TransMilenio en la última semana.

 

Sin embargo el 35,8% de mujeres y el 34,8% de hombres manifiestan que la reacción de otras personas al ver una situación de violencia contra una mujer es no hacer nada por temor, o que la reacción de otras personas es ser indiferentes ante el hecho.  

 

En este orden el estudio posiciona las dieciséis ciudades de la más peligrosa a la más segura. 


Tags

Comentarios