Gobierno insiste que muertes de líderes sociales no son sistemáticas

Por: Esneyder Negrete - @esnegrete | Marzo 21, 2017

 

Este martes fue un día clave para Colombia en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde se realizaron tres audiencias públicas que trataron varios temas coyunturales en el país. Entre ellos, el asesinato de líderes sociales, defensores de Derechos humanos y las garantías de no repetición en el Acuerdo de Paz. Durante la jornada el Gobierno argumentó que las muertes de líderes sociales no son sistemáticas. Las audiencias fueron promovidas por 13 organizaciones y movimientos que llevaron a la CIDH sus preocupaciones sobre DDHH en Colombia.

Colombia fue protagonista durante la cuarta jornada de audiencias públicas en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) donde se estudió el acuerdo de paz con las Farc y la crítica situación de los líderes sociales en el país.

 

Fueron tres audiencias en total donde se trataron dicho temas, dos de estas estaban centradas en el acuerdo de paz, ante la "preocupación de organizaciones de la sociedad civil con el escenario de impunidad", manifestó el secretario ejecutivo de la CIDH, el brasileño Paulo Abrão.

 

De igual manera, se realizó una tercera audiencia que solicitó el gobierno para tratar las agresiones contra defensores de DDHH y líderes sociales que se vienen presentando en el país. 

 

Durante la jornada el Gobierno nacional dijo que aún es prematuro declarar que existe una acción sistemática para acabar con la vida de Defensores de Derechos Humanos.

 

La vice fiscal, Maria Paulina Riveros, reconoció la muerte de 60 líderes, cifras que están en línea con el informe de Naciones Unidas; sin embargo, las organizaciones sociales que presentan la denuncia en la CIDH hablan de 120 líderes sociales en los últimos 14 meses.

 

De acuerdo con el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, en las audiencias se evidenciaron los desafíos que enfrenta el país para la construcción de una paz estable y duradera.

 

“En este sentido, pusimos en conocimiento de la CIDH nuestra preocupación ante la evidencia de un ataque generalizado del cual son víctimas los defensores de DDHH, líderes y lideresas sociales”, afirmó el CAJAR.

 

Entretanto, el ministro del Interior Juan Fernando Cristo, que tambièn a una de las audiencias en representación del Gobierno colombiano, destacó dos retos muy delicados que tiene el país para consolidar la paz.

 

“Hay dos amenazas muy fuertes para lograr la consolidación de la paz en los territorios y el Gobierno es consciente de ello: los cultivos ilícitos de coca y las amenazas y asesinatos de líderes sociales”, afirmó Cristo.

 

Compartimos dos de las tres audiencias que se celebraron hoy en la CIDH.

 

“Investigación de agresiones contra defensoras y defensores de derechos humanos en Colombia”

 

 

 

“Garantías de no repetición en el Acuerdo de Paz en Colombia”

 

 

 

 

 


Tags

Comentarios