Entre lluvias y sequías oscila el clima en el país, es posible que El Niño llegue a finales del 2017

Por: Francisco Prada - @franchoprada | Febrero 27, 2017

El IDEAM mantiene la alerta roja por amenaza de incendios en todos los departamentos de la región Atlántica, mientras que este nivel de alerta también ha sido emitido en el río Negro, afluente del embalse de Prado, por riesgo de crecientes imprevistas.

Con las lluvias de las últimas jornadas, la probabilidad de deslizamientos es alta en Algeciras y Campoalegre, en el departamento del Huila, así como en Gachetá, Cundinamarca.

 

¿Se acabó, entonces, la temporada seca? Cristian Uscátegui, jefe de pronósticos del Ideam, aclara que la única zona del país que usualmente vive en febrero una temporada sin lluvias es la región Caribe.

 

En el resto del país, uno no puede hablar de una temporada seca, cuando normalmente en febrero se presentan alrededor de 70, 80, 100 y hasta 120 milímetros de lluvia”, aclara.

 

El Ideam también reveló  que actualmente el Océano Pacífico Tropical está en condiciones neutras, pero que tanto el Instituto como las agencias meteorológicas mundiales concluyeron que hay cerca de un 50 % de probabilidades de que hacia el último trimestre de 2017 y primer trimestre de 2018, se presente un fenómeno de El Niño.

 

Explicó que llegaron a esta conclusión teniendo en cuenta los análisis realizados, en relación con el estado y evolución de los diferentes indicadores océano-atmosféricos en el Pacífico tropical, razón por la cual se estima que durante lo que resta del primer semestre del año prevalezcan condiciones neutrales: “en esa medida, el clima esperado para las diferentes regiones del país, estará supeditado a la presencia de sistemas meteorológicos (corto plazo, en términos de días) y a otros fenómenos de variabilidad climática de unos pocos meses”.

 

El Ideam subrayó que la mayoría de los modelos de predicción climática vienen mostrando una tendencia a que se pueda presentar un fenómeno cálido, El Niño, durante el segundo semestre del presente año; como ejemplo de ello, la última salida del modelo probabilístico del International Research Institute for Climate and Society (IRI) estableció entre agosto y noviembre una mayor probabilidad de condiciones cálidas, cercanas al 50 %.

 


Tags

Comentarios