La paz con las Farc divide a los conservadores

Por: Esneyder Negrete - @esnegrete | Noviembre 28, 2016

Este domingo se llevó a cabo la Convención Nacional Conservadora que reunió a cerca de 5000 miembros de esa colectividad en Bogotá. El evento finalizó entre golpes y empujones donde finalmente no se tomaron decisiones de fondo sobre la posición que tomará el partido frente a la refrendación y la implementación del acuerdo final de paz con las Farc, la reforma tributaria o la candidatura propia para las elecciones presidenciales del 2018.

La fórmula para enfrentar a la guerrilla ahora como movimiento político, al igual que la refrendación y la implementación del acuerdo de paz concentraron la discusión de la Convención Nacional Conservadora que se desarrolló este fin de semana en Bogotá.

 

El exministro conservador y actual jefe negociador del Gobierno en la mesa con el ELN, Juan camilo Restrepo hizo un llamado a la colectividad para participar activamente en la implementación del Acuerdo de Paz con las Farc. Aunque no se refirió directamente al tema de la refrendación, en su discurso dejó entrever que es partidario que dicho proceso se realice en el Congreso de la República.

 

“El partido Conservador no debe, no puede, estar ausente de ese formidable desafío histórico de la construcción de una Colombia en paz, donde la política no convoque a las armas y se haga con la razón y la sana emulación democrática”, afirmó Restrepo.

 

El ex procurador, Alejandro Ordóñez, que intervino como todo un caudillo, se alejó del tono conciliador de Restrepo y manifestó que un gobierno conservador estará dispuesto a extraditar a los miembros de las Farc que incumplan lo pactado en La Habana y que el jefe de Estado, Donald Trump estará dispuesto a recibirlos.

 

“Les prometo que llegará un Gobierno que no le temblará la mano para extraditarlos a los Estados Unidos por narcotráfico si incumplen los acuerdos, con la absoluta seguridad de que el señor presidente Trump los recibirá con sus cárceles abiertas”, declaró Ordóñez.

 

Por su parte, la ex ministra, Martha Lucia Ramírez, que participó en la maratón de reuniones que se realizaron luego del Plebiscito para mejorar el acuerdo, indicó que la refrendación vía Congreso será negativa porque no brinda seguridad jurídica ni estabilidad a largo plazo al proceso; sin embargo, consideró que la colectividad “debe solicitar la disección del acuerdo para que se vote cada tema de manera independiente y ojalá con voto público y nominal”.

 

Finalmente, el saliente presidente del Directorio Nacional Conservador, David Barguil, rechazó que el nuevo acuerdo de paz con las Farc sea refrendado en el Congreso. El representante a la cámara por córdoba manifestó que, "la verdadera paz se conseguirá si los acuerdos son refrendados por el pueblo soberano".

Barguil fue más allá y pidió la renuncia del ministro de Defensa, Luís Carlos Villegas, asegurando que, “por andar distraído entre las negociaciones con las Farc y las peleas del día de los políticos de turno (…) hoy tenemos 200 mil hectáreas de coca que son un riesgo latente a la salud, la estabilidad y el bienestar de nuestras familias”.


Tags

Comentarios