La paz en Colombia se consolidará en los próximos 15 años: Correa

Por: Marcial Muñoz | Noviembre 21, 2016

Entrevista: Carlos Eduardo Correa Escaf, Alto Consejo Presidencial para las Regiones. Hablar de Carlos Eduardo Correa es hablar de uno de los ‘Golden Boys’ de la política nacional. Joven, pero sobradamente preparado, ha ejercido cargos importantes en la empresa privada y en su paso por la administración pública fue elegido durante sus cuatro años como mejor alcalde del país. Montería a día de hoy es otra ciudad bien distinta a como lo era hace un lustro.

La Fundación inglesa City Mayors, le nominó entre los mejores 25 alcaldes del mundo en 2014. Esa brillante gestión sirvió para que el presidente Santos se fijara en él hace años y a la más mínima posibilidad lo trajo a Bogotá, primero como viceministro del agua y actualmente como Alto Consejero para la Regiones, una figura imprescindible para el post-conflicto que se viene en el país. En la semana decisiva para la refrendación de los acuerdos de paz, Correa está convencido de que estamos por el buen camino para que el país, y las regiones de la que es la voz, alcancen paz y equidad social.

 

¿Qué papel cree que jugará la Alta Consejería para las Regiones en el postconflicto?
Tuvimos un rol fundamental en el proceso de paz y en el posconflicto nuestro papel es clave, ya que son las regiones las que han sido golpeadas a lo largo de estos 50 años por el conflicto armado, son las que han sufrido las consecuencias de la violencia, del atraso, la falta de inversión, la inseguridad y es aquí donde la Alta Consejería Presidencial para las Regiones tiene su mayor fortaleza y es poder articular toda la oferta institucional para llegar a esas regiones y lograr que haya ejecución y que nuevamente esas regiones se fortalezcan, se reinventen, se redescubran y puedan salir adelante.

 

¿Qué tan distintas se ven las cosas desde la región respecto a Bogotá?
Colombia es un país de regiones y las necesidades son las mismas, pero se abordan de una manera diferente. No es lo mismo pensar en una región como el Eje Cafetero que en una región tan compleja como el Pacífico, culturalmente son diferentes. El gran reto de ver el país desde Bogotá es entender las regiones, no como regiones político- administrativas sino como una  región funcional.



¿Cómo ha sido el salto a la política nacional del mejor alcalde del país durante 4 años?
Un alcalde tiene la posibilidad de trabajar en todos los sectores en su municipio, por supuesto a una menor escala que desde la nacional. Ha sido extraordinario poder llevar la experiencia de una ciudad a todas las regiones del país, que si bien son completamente diversas, tienen el mismo lenguaje regional y el lenguaje de las regiones es el que manejaba cuando era alcalde y hoy desde la Alta Consejería es una visión global.

 

¿Dónde se siente mejor, en la Ronda del Sinú o en el parque Simón Bolívar?
Los ríos son los ejes de desarrollo de las ciudades. Es un concepto que he defendido, como las ciudades deben darle la cara a sus ríos y en el caso de Montería, la Ronda del Sinú, que es un espacio público mágico, está a la orilla del río.


¿La Paz llega con la firma de un acuerdo o después nos queda mucho por hacer?
Este proceso tiene etapas y a lo largo de cinco años este gobierno ha trabajado para llegar a la firma del acuerdo  que debe ser refrendado, esa es una primera etapa muy importante. Con esa refrendación viene la etapa más dura, que es poder recuperar el tiempo perdido en los próximos 15 años y lograr consolidar un país con menor desigualdad, mejores oportunidades y regionalmente fuerte.

 

¿Qué aspiraciones políticas tiene en el mediano plazo... Muchos lo ven de ministro?
El presidente Juan Manuel Santos me llamó para ser parte de su equipo una vez terminé mi periodo como alcalde; estuve como viceministro de Agua y Saneamiento y en el mes de mayo me nombró Alto Consejero Presidencial para las Regiones. Mi meta es lograr los resultados y que las Regiones sientan el apoyo del Gobierno Nacional en materia de inversión. Estaré donde el presidente me necesite para servirle al país.


Uno de los grandes problemas de Colombia ha sido el desplazamiento forzoso. ¿Qué se va a hacer para que esta gente regrese a sus ciudades?
Es muy difícil que quienes migraron del campo a la ciudad en estos cincuenta años, regresen. El gran reto es que las migraciones no sean tan aceleradas. Siempre las ciudades son centro de atracción en el mundo y mucha gente va a buscar las oportunidades de las ciudades. Estoy seguro que con una mayor focalización en el campo, menos gente querrá irse a las ciudades, pero en este momento se trata de buscar un equilibrio: que las personas que están en las ciudades tengan una mejor calidad de vida y las personas del campo lo sigan viendo como la mejor opción de vida. En una frase es cerrar la brecha y estrechar el vínculo urbano-rural.


¿Qué región le ha sorprendido para bien en este tiempo que lleva en el cargo?
El pacífico colombiano, es una región mágica con grandes oportunidades.


¿Cómo se lleva eso de tener que dar la cara en los sitios y no tener plata para ejecutar?
Desde la Alta Consejería hacemos gestión para apoyar a las regiones, a los alcaldes y gobernadores, para que puedan materializar los compromisos de sus planes de desarrollo y acelerar la ejecución. Los recursos están en los ministerios y diferentes entidades del Gobierno y con acompañamiento de Presidencia lo que buscamos es lograr que se hagan las inversiones necesarias con los proyectos adecuados.


¿Cuáles son las tres oportunidades que se le vienen al país en el postconflicto?
Yo lo que veo son oportunidades como el desarrollo del campo, el desarrollo turístico, la erradicación de los cultivos ilícitos, se atacará más frontalmente el microtráfico y narcotráfico. Es también una oportunidad para mejorar la seguridad ciudadana, atraer la inversión extranjera y generar confianza nacional e internacionalmente.


Tags

Comentarios