Equipos del Sí y el No empiezan a negociar

Por: Confidencial Colombia - @confidencialcol | Octubre 9, 2016

 

El Gobierno tendrá la primera reunión de trabajo con los representantes del Sí y del No en el Plebiscito, para buscar una salida rápida al impasse sobre los acuerdos suscritos con las FARC en La Habana. En este encuentro programado para las 3 de la tarde en el Club de Ingenieros, se espera que el Senador Álvaro Uribe Vélez concrete las propuestas de Centro Democrático en torno a los ajustes que exigen a esos pactos.

El pasado sábado el Senador hizo una declaración en la cual planteó una serie de propuestas para construir un nuevo acuerdo de paz, se declaró partidario de la iniciativa del Fiscal Néstor Humberto Martínez Neira de aplicar la Ley de Justicia, Paz y Reparación y propuso la creación, en la Corte Suprema de Justicia, de “la Sala Transicional y la doble instancia retroactiva”.

 

El senador e integrante de la comisión gubernamental de negociación, Roy Barreras afirmó que de las 13 propuestas formuladas por Uribe Vélez, diez son viables y podrán ser discutidas en la mesa de conversaciones con las FARC.

 

En este sentido le pidió al ex presidente Uribe que asista a la reunión de este lunes con los voceros del No y lleve sus propuestas.

 

 

No todos están de acuerdo con las propuestas

El senador Armando Benedetti afirmó que el “documento del Centro Democrático es confuso, como cuando uno no quiere la paz”.

 

Según Bennedetti el ex mandatario planteó propuestas que ya están en el Acuerdo y “en la exposición de motivos pide cárcel cuando sabe que eso no se puede”.

 

“Al querer insistir el senador Uribe en cárcel para las Farc cuando sabe que eso no se puede, demuestra que no quiere la paz”, complementó.

 

También afirmó: “La reunión Uribe-Santos fue un desastre para la paz. El NO quiere dilatar, dañar la economía, crear falsas expectativas, el caos. Las FARC no van a renegociar la elegibilidad y la cárcel. El NO lo sabe! Por eso lo pide y engañó en campaña con que sí se podía”.

 

 

 

 

A su turno, el senador Horacio Serpa Uribe, tras señalar que en el Plebiscito “hubo un empate, nadie ganó”, señaló:

“Bien me parece que se hubieran reunidos los doctores Santos y Uribe y que hubiesen dispuesto comisiones para buscar coincidencias y superar las contradicciones. Pero ya transcurrieron 8 días y ni han comenzado, cuando el asunto es de máxima urgencia, siendo de recordar que la discusión principal tiene que darse con las FARC. Ellos aseguran, con razón, que ya negociaron con el gobierno legítimamente constituido y hasta juraron no dar pie atrás”.

 

En un escrito que publicó el Partido Liberal, Serpa también sostiene:

 

"¿Vuelve y juega el Plebiscito? Podría ser, como se ha propuesto con válidos argumentos. También podría operar la convocatoria múltiple de Cabildos Abiertos. Pero el tiempo pasa y tan delicado asunto no se puede postergar indefinidamente.

 

Empero, subraya que ante la incertidumbre solo hay dos aspectos ciertos: uno, la mayoría del Plebiscito es precaria y está sembrada de dudas y justas desconfianzas, por lo que no tiene la capacidad política de definir nada; dos, el Presidente, en cambio, si tiene la legitimidad y la capacidad constitucional de implementar los Acuerdos que en nombre del País firmó con la guerrilla".

 

Y agrega: También el Congreso tiene legitimidad para asumir reformas constitucionales y legales, sin pedirle permiso a nadie. Si no hay acuerdos rápidos entre gobierno y noistas, o las FARC no los aceptan, el Presidente Nobel y el Congreso deben proceder a implementar los Acuerdos y lograr la paz. ¡Entre más pronto, mejor!, concluye Serpa Uribe.

 

Estas son las propuestas presentadas por el Senador del Centro Democrático Álvaro Uribe

 

Me permito recordar estas propuestas, que hacen parte de muchas:

 

1. Se debe privilegiar la erradicación manual de drogas ilícitas, sin que el Gobierno pierda la facultad de fumigar cuando lo estime conveniente, siempre con el cuidado de no hacer daño al ser humano, a los animales ni a otros recursos naturales.

 

2. Los acuerdos no deben afectar propietarios o poseedores honestos, cuya buena fe debe dar presunción, no desvirtuable, de ausencia de culpa. El apoyo al campesino no implica desconocer la necesidad de la empresa agropecuaria transparente.

 

3. Los compromisos con la FARC deben cumplirse dentro de las posibilidades fiscales y financieras del país; esto es, sin afectar la regla fiscal, la confianza de inversión del sector privado, la competitividad, los programas sociales como educación universal y de calidad, sin afectar la capacidad adquisitiva de los ciudadanos.

 

4. Los compromisos con FARC no pueden limitar la descentralización ni la obligación de alcaldes y gobernadores de atender con equidad las necesidades de todos los ciudadanos.

 

5. Las consultas a comunidades podrán ser limitadas en el tiempo por decretos reglamentarios del Gobierno, a fin de que no entorpezcan el desarrollo equilibrado de la Nación.

 

Que las discusiones sean públicas para evitar tergiversaciones". 


Comentarios