Parody Vs. la Procuradoría, segundo round

Por: Katerine Leal @KT_Leal | Agosto 8, 2016

Por una cartilla de educación sexual empezó una nueva pelea entre la ministra de Educación y el Procurador General. Parody aseguró que hay una “máquina de manipulación en redes sociales” que, según dijo, sectores políticos han puesto en marcha para “aterrorizar a los padres de familia” sobre supuestas imposiciones ideológicas de género en los colegios del país. Mientras que para Ordóñez “lo que está en riesgo son derechos reconocidos  por la Constitución".

Parody se refirió a las cartillas de pornografía ilustrada gay de Bélgica que circularon este fin de semana en redes y que, supuestamente, serían repartidas por el Ministerio a los estudiantes. “Un grupo de personas con intereses políticos han señalado que el Ministerio de Educación está utilizando estas cartillas como manera de orientación en los colegios. Pero mientras yo he estado en esta cartera no se ha repartido ni una cartilla de orientación sexual”, afirmó.

 

“Estamos enfrentados a una fuerza política que no es honesta con el país, que utiliza las mentiras y los engaños para decir que estamos imponiendo ideologías”, manifestó y aseguró que incluso funcionarios de la Procuraduría hicieron circular esas falsas cartillas en redes.

 

“No vamos a permitir que sigan utilizando esta máquina de manipulación para su ideología política con mentiras; (esas personas) tienen que ser honestas y decir la verdad, si ellos quieren que en los colegios se promueva el odio, la división y la exclusión o el amor la comprensión y la inclusión, como lo ordena la Constitución”, dijo.

 

Y envió un mensaje a los padres: “Ustedes y los colegios tienen toda la autonomía sobre la educación de sus hijos, y el Ministerio jamás la violará. No se dejen engañar”.

 

La Ministra insistió en que son los rectores de los colegios los encargados de armonizar “la autonomía de sus proyectos educativos con la constitución y la ley”. “Ni la ministra ni el viceministro se entrometen en los colegios y les dicen qué es lo que tienen que llevar en su manual de convivencia porque ese es un acto autónomo”, indicó.

 

¿Qué causó la polémica?

Todo empezó por una cartilla que supuestamente se estaría repartiendo en colegios públicos que generó controversia en redes sociales. El material ha sido empleado por personas que aseguran que el Gobierno Nacional buscan imponer la ideología de género en la educación escolar.

 

 

 

Tal es el caso del concejal de Bogotá Marco Fidel Ramírez, quien no dudó en usar las imágenes para convocar a un plantón programada para el próximo miércoles.

 

 

En realidad, las imágenes que se comparten por las redes pertenecen al cómic titulado In bed with David & Jonathan (En la cama con David y Jonathan), del ilustrador belga Tom Bouden. Este libro fue publicado en 2006.

 

 

El Ministerio de Educación difundió un video a través de sus redes sociales, en el que un funcionario afirma que es “ilógico y absurdo pensar que el Ministerio realiza esta clase de material para nuestros niños y adolescentes”.

 

 

La postura de la Procuraduría 

Para el jefe del Ministerio Público, la política que impulsa el Gobierno en la actualidad en instituciones educativas es considerada como una amenaza a los derechos ciudadanos, de padres e hijos,y ha generado la protesta de familias, sectores sociales y educadores. 

 

Hay una tensión entre el derecho que tienen los padres de familia a escoger la educación de sus hijos, el derecho que tienen los ciudadanos y los padres de familia a asociarse para transmitir una educación a sus hijos, y la libertad de la conciencia que tiene todo ciudadano. A los ciudadanos no se les puede obligar a actuar contra la conciencia. Ni una ley, ni una decisión administrativa, ni una decisión judicial pueden violentar la conciencia”, aseguró este miércoles el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, en referencia a la polémica desatada por la iniciativa del Ministerio de Educación de imponer una ideología de género en las instituciones del país.

 

El jefe del Ministerio Público advirtió que dichas decisiones gubernamentales ponen en riesgo derechos amparados por la Constitución y por ello es necesario generar espacios de discusión que protejan las garantías de padres, hijos, familias y educadores.

 

“Lo que está en riesgo son derechos reconocidos por la Constitución: El derecho a la libertad de la conciencia, el derecho de asociación y el derecho que tenemos los padres de familia a escoger la educación de nuestros hijos”, agregó.


Comentarios