ABC sobre la regulación de las cirugías plásticas

Por: Confidencial Colombia | Julio 26, 2016

Este martes el presidente Juan Manuel Santos sancionara el proyecto de ley que prohíbe procedimientos quirúrgicos a menores de 18 años, aunque tengan el consentimiento de sus padres.

El senador del Partido de la U, Mauricio Lizcano, explicó que la norma aplicará para menores de 18 años, aunque tengan el consentimiento de sus padres, y en casos de procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos de corrección estética que tengan como finalidad de obtener una mayor armonía facial y corporal, así como también de tratamientos médicos de embellecimiento y de rejuvenecimiento.

 

"De una u otra manera los niños de 16 años no han alcanzado su desarrollo total y estas cirugías estéticas pueden perjudicar su salud e incluso generar problemas psicológicos a futuro. El objeto de nuestro proyecto es decirle a los niños y a los padres que la decisión sobre una cirugía estética debe esperar hasta que el menor sea adulto y pueda decidir por sí mismo", aseguró.

 

Agregó que estos procedimientos pueden generar consecuencias irreversibles, que alteran decisiones de vida como el ejercicio pleno de la maternidad, o condiciones de salud que obligan al sometimiento a más procedimientos quirúrgicos, riesgos que los jóvenes no pueden prever por el momento de formación en el que se encuentran, y que no se justifican bajo el ejercicio de una patria potestad responsable".

 

Es necesario, dijo, efectuar una especial protección para los menores de edad, puesto que se encuentran en etapas de transición físicas y mentales, que requieren un correcto desarrollo.

 

Lizcano explicó que la prohibición no aplica a cirugías de nariz, ojos y de orejas, cirugías reconstructivas mal realizadas por médicos, peelings químicos y mecánicos superficiales, y depilación láser. Tampoco aplica a cirugías motivadas por patologías físicas o psicológicas debidamente acreditadas por los respectivos profesionales de salud.

 

El proyecto prevé que en los casos de cirugías motivadas por patologías físicas o psicológicas el cirujano deberá solicitar un permiso especial a la entidad territorial de salud para la realización del procedimiento. Para el efecto, se faculta al Ministerio de Salud para establecer el procedimiento de permiso.

 

Los médicos e instituciones de salud que incumplan la norma tendrán que pagar una multa de 4500 salarios mínimos legales mensuales vigentes (2.900 millones de pesos) y se verán abocados al cierre temporal o definitivo del centro de salud, si reinciden. También responderán solidariamente por todo daño ocasionados a los pacientes como consecuencia de la realización de estos procedimientos.

 

La norma también establece que se prohibirá la promoción publicitaria dirigida a menores de edad de procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos.

 

Igualmente se restringe el uso de modelos menores de edad en campañas de promoción de cirugías estéticas, consultorios y clínicas de cirugía estética, y procedimientos estéticos de cualquier tipo.

 

Abecé del proyecto de ley según Mauricio Lizcano


Objeto:

Proteger a los menores de edad, especialmente su correcto desarrollo físico y mental, de los riesgos de las cirugías plásticas estéticas y los procedimientos estéticos.

 

¿Cómo funcionaba antes?

Los menores de edad podían realizarse cirugías plásticas con el consentimiento del médico y de los padres.

 

Esto no evitaba:

- Prácticas anti-éticas de la medicina y estética: los médicos realizan procedimientos innecesarios y riesgosos con fines lucrativos.

- Mal uso de la patria potestad: no existen motivos válidos para que los padres arriesguen la vida de los menores por cultura estética, o se altere su auto imagen y autoestima para ajustarse a una idea particular de belleza.

 


Tipos de medidas planteadas en el proyecto:

Prohibir la realización de estos procedimientos en menores de edad
Restringir publicitarias a este tipo de procedimientos

 

¿Se prohibirán todos los procedimientos?

No. Sólo los innecesarios. El proyecto contempla las siguientes excepciones:

- Rinoplastia: por regla general, médicamente se puede realizar desde los 15 años
- Otoplastia (cirugía de orejas): se puede realizar desde los tres años, y es la más común y se hace más joven para evitar temas de matoneo
- Cirugías reconstructivas
- Cirugías iatrogénicas: son cirugías que corrigen defectos ocasionados por cirugías previas
- Cirugías motivadas por patologías físicas o psicológicas debidamente acreditadas por los respectivos profesionales de salud: en estos casos se exige que el cirujano solicite un permiso especial a la entidad territorial de salud.
- Peelings químicos y mecánicos superficiales: es un tratamiento válido para el acné adolescente
- Depilación láser: permite tratar problemas de crecimiento exagerado del vello por irreguaridades hormonales (hirsutismo), inflamación de los folículos (foliculitis) o desarrollo prematuro o excesivo del vello (hiperandrogenismo). Además sus riesgos son mínimos.

 


¿Entonces un niño orejón o un niño con problemas de identidad de género puede operarse?


Sí. El primero, con la autorización de los padres y el cirujano (que es lo que rige hoy día), y el segundo, con la acreditación de los profesionales de salud y el permiso especial de la entidad territorial.

 

¿Cuáles procedimientos se prohíben?

Todos los que sean innecesarios. Por ejemplo:
- Cirugías de implantes de senos y de glúteos
- Quieloplastia (que modifica la forma de los labios para hacerlos ver más atractivos)
- Liftings faciales, y cirugías de párpados, que no tienen sentido en menores de edad pues lo que buscan es rejuvenecer, y no se puede rejuvenecer lo que ya es joven.
- Abdominoplastias, liposucciones y lipoesculturas
- Inyecciones de botox, o de material de relleno
- Mesoterapias y demás procedimientos que inyectan sustancias para reducir la grasa

 

 

¿Qué les queda a los menores de edad que deseen transformar su imagen?

Primero, optar, como debe ser, por adquirir hábitos sanos como dieta y ejercicio, que pueden modificar de manera sana el cuerpo.

Segundo, esperar a cumplir la mayoría de edad para realizar los procedimientos que desean. Y mientras tanto, desarrollar su imagen a través de elementos como la ropa y el pelo, e informarse mejor de las consecuencias de este tipo de procedimientos.

 


¿Pero es tan grave el problema actualmente?

 

Sí. Y va en aumento. Ya existe la moda de que en vez de fiesta o viaje de quince, la niña le pida a sus papás implantes de seno, y Colombia se encuentra en la posición 11 en el ranking mundial de estos procedimientos, y es la segunda causa de denuncias por mala praxis estética.

Ya no es un problema colombiano, sino global. En Argentina, por ejemplo, se calcula que dos de cada diez pacientes que acuden a un cirujano plástico para el aumento de senos es menor de edad. En España se estima que alrededor de un 10% de los pacientes que solicitan intervenciones estéticas son menores de edad.

 

 

¿Por qué los menores de edad no están preparados para tomar estas decisiones?

Porque se encuentran en un momento de vida de inmadurez emocional y de construcción de personalidad que no permite que exista un verdadero consentimiento informado para realizar procedimientos quirúrgicos innecesarios.

Los niños y jóvenes ya se encuentran sometidos a muchas presiones, gran parte de ellas debido a los cambios físicos que sufren: incluir una cirugía o procedimiento estético en estos cambios, cuando es innecesario, no sólo no colabora con la formación del menor sino que la entorpece.

 

 

¿Cuáles son los riesgos especiales de la cirugía de seno?

Que, además de los problemas y riesgos médicos de cualquier otra cirugía, o de los específicos de esta cirugía (como la ruptura del implante o las filtraciones, los problemas de tejido conectivo, o futuras complicaciones en la lactancia), exige la necesidad de realizar más cirugías y no sólo la del implante. Los implantes de seno (y de glúteos) no son dispositivos para toda la vida, y requieren que los pacientes se enfrenten a cirugías adicionales. Esa es una decisión que afecta toda la vida de la persona, y no es una que deberían tomar los menores de edad o sus padres por ellos.

 

¿Qué se dice en cuanto a restricciones publicitarias?

Se plantean dos restricciones:

- Se prohíbe la promoción de procedimientos médicos y quirúrgicos estéticos dirigida específicamente a menores de edad, con el fin de que niños y jóvenes no sean considerados público objetivo de estos procedimientos
- Se prohíbe el uso de modelos menores de edad en campañas de promoción de cirugías estéticas, consultorios y clínicas de cirugía estética, y procedimientos estéticos de cualquier tipo, para evitar que se vendan falsas expectativas sociales de tipo estético.

 

¿Qué sanciones existirán?
Las sanciones propuestas van desde multas superiores a 500 salarios mínimos, hasta el cierre definitivo de los centros de salud y la pérdida de licencias de funcionamiento.

También se propone que parte de estos fondos recaudados se destinen para la creación y promoción de campañas de educación sobre los riesgos de las cirugías plásticas y la reparación de los daños derivados de estas.

Es importante resaltar que también se propone una solidaridad entre los centros de salud y los profesionales en el pago de sanciones y eventuales daños ocasionados a los pacientes por la realización de estos procedimientos.


 


Comentarios