¿Indemnizar o retornar al trabajo?

Por: Agencia de Noticias UN | Julio 5, 2016

Empleados que resultan con discapacidad: ¿indemnizar o retornar al trabajo? La mayoría de personas que sufren un accidente de trabajo no son retornadas a sus empleos, los procedimientos médicos son retrasados por las aseguradoras y reciben la información de forma inoportuna. 

Así lo explica Diana Elizabeth Cuervo, candidata a doctora en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien analizó cómo el Sistema General de Riesgos Laborales maneja la situación de los pacientes que terminan con una discapacidad debido a un accidente laboral.

 

Según la investigadora Cuervo, el Sistema General de Riesgos Laborales especifica que ante estos casos se debe proporcionar una rehabilitación integral al trabajador. Sin embargo, no se tienen datos unificados de la cantidad de personas que retornan al trabajo y cuáles resultan experiencias exitosas, la información es manejada de forma aislada por cada aseguradora.

 

“Los empleadores piensan que al indemnizar al trabajador por medio de las aseguradoras la responsabilidad termina allí y no tienen la obligación de reincorporarlos. Lo cierto es que los empleadores no pueden desvincular a estas personas en virtud de su discapacidad”, comenta.

 

Para estudiar la situación, la investigadora entrevistó a representantes de todos los sectores del sistema. Consultó a los profesionales de salud, trabajadores que no han podido reintegrarse a sus trabajos y los que ya han sido reincorporados, así como a representantes de los empleadores (abogados, ingenieros y terapeutas), dirigentes de sindicatos y directivos de las aseguradoras.

 

El interés del estudio también se centró en analizar si los trabajadores regresan a sus empleos o, por el contrario, solo se les está compensando con una indemnización, que se convierte en un monto de dinero para subsanar la pérdida y deja de lado la necesidad de las personas de continuar en actividades laborales.

 

Según datos de la Junta Nacional de Calificación de Invalidez, la población colombiana que sufre pérdida de su capacidad laboral está entre los 38 y los 47 años y en promedio solo tienen estudios de secundaria y viven en unión libre.

 

Además, la mayoría trabajaba en empleos poco cualificados como limpiadores y operarios. En los accidentes más frecuentes se presentó pérdida de tejido conectivo (piel, tendones), lesiones y fracturas.

 

Mala gestión de ARL


Cuando las aseguradoras sospechan que hay una lesión que no se deriva del accidente laboral, dilatan los procesos de reintegro e indemnización porque inician la tarea de determinar si es el resultado de una enfermedad previa.

 

“Los pacientes expresaron que en esos casos demoran la aprobación del siniestro y las autorizaciones. Cuando detectan que hay una enfermedad concomitante que no es causada por el accidente, pero que la descubrieron en virtud del imprevisto, nadie la quiere atender, ni la EPS ni la Administradora de Riesgo Laborales (ARL)”, puntualiza.

 

Con base en las opiniones recolectadas, se encontró que las ARL perjudican a los pacientes cuando suspenden los tratamientos y en muchas ocasiones, aunque no es legal, cierran el caso administrativamente y dejan de lado al paciente.

 

Sumado a esto, se tardan en definir si los accidentes cumplen con las características legales para ser atendidos, además, los pacientes manifestaron que la información brindada por las ARL es insuficiente, inoportuna y falta coordinación entre los especialistas.

 

Frente a la información proporcionada por los entrevistados, los expertos en salud señalaron que la compensación monetaria entregada a los trabadores es justa porque se determina de acuerdo a unas tablas de valores que ya están establecidas. Contrario a esto, los pacientes manifestaron que la indemnización resulta ser insuficiente, puesto que “ninguna cantidad de dinero en el mundo los recompensará, ni devolverá la vida a la que estaban acostumbrados”.

 

Ante este panorama, el estudio sugiere que las empresas deben recibir mayor asesoría sobre cómo deben reincorporar a los trabajadores, ya que ellos prefieren seguir siendo productivos que recibir un dinero, el cual se acaba prontamente.

 

Por último, el sector privado puede ser aliado importante en los procesos, pero se requiere una vigilancia del Estado y hacer políticas de retorno al trabajo que resulten efectivas.

 

Por: Agencia de Noticias UN


Tags

Comentarios