Crimen y Castigo

Por: Confidencial Colombia | Enero 18, 2016

Tras la ardua batalla de Natalia Ponce de León, sobreviviente a un ataque con ácido sulfúrico y quien desde su fundación defiende, promueve y protege los derechos de víctimas de ataques con sustancias químicas, este lunes el Presidente de la República promulga la nueva Ley de Ácidos, que lleva el mismo nombre de la mujer que se volvió símbolo de lucha contra este acto de barbarie.  

Natalia Ponce de León es hoy un referente de la lucha contra los ataques de ácido en el país. Esta joven, en marzo del 2014, fue víctima de un ataque con ácido sulfúrico que le produjo quemaduras de segundo y tercer grado en un tercio de su cuerpo.

 

El severo ataque causado a la joven conmovió a todo el país. Cada día que pasaba era una proeza para su supervivencia.  Más de una decena de cirugías le fueron practicadas. Un mascara de policarbonato le cubrió su rostro, el más afectado con lesiones en ojos y vìas respiratorias

 

Ponce de León no solo lucho por mantenerse con vida y por superar el episodio tan traumático que vivió, sino que decidió dedicar parte de sus días a ayudar y hacer justicia para aquellos que como ella, sufrieron lo mismo.

 

A través de su fundación Natalia Ponce de León inicio una investigación que posteriormente la llevó a consolidar y promover la ley con su mismo nombre, un proyecto que da esperanza a todas las víctimas de este flagelo.

 

Hasta el año pasado los ataques con ácido, una de las formas más crueles de violencia, eran considerados bajo las leyes colombianas como una lesión personal con penas que no superaban los 26 años de prisión.

 

Hoy, con la promulgación del presidente Juan Manuel Santos de la ley de víctimas de ataques con agentes químicos, se endurecen las sanciones y se convierte en un delito autónomo las agresiones  con agentes químicos o ácido.

 

 

Natalia Ponce de León durante el acto que tuvo lugar en la Casa de Nariño con la participación de víctimas de ataques con químicos y congresistas que promovieron la medida, agradeció al Presidente y a la primera Dama su apoyo y empeño para hacer justicia.

 

Agradeció igualmente al poder legislativo “que supo vencer obstáculos legales e interese negativos para que este tipo de ataques fueran calificados como un delito autónomo y sus penas fueran más severas para reparar un grave vacío legal”, señaló

 

Con orgullo y una sonrisa en el rostro que por primera vez muestra a los medios de comunicación, Ponce de León manifestó que dedicará su vida a la construcción de una unidad de quemados.

 

“En el renacimiento personal que estoy viviendo, quiero enfocar el resto de mi vida para hacer realidad algo que necesitamos urgentemente en nuestro país, algo que nosotros los colombianos –estoy segura- sabremos construir en equipo, una unidad de atención para quemados acorde a la necesidad, expectativa y potencial de nuestra amada Colombia”, expresó  

 

Por su parte el presidente Juan Manuel Santos entregó a Natalia y a otra sobreviviente de ataque de ácido, una carta en representación de todos los colombianos en reconocimiento a su valentía para enfrentar este flagelo. 

 

Santos inicio su discurso haciendo un agradecimiento a las víctimas con sustancia químicas, por su lucha y en especial a Natalia Ponce por lograr que hoy se promulgara la ley sobre lesiones con agentes químicos.

 

“Gracias Natalia porque fue usted la que nos inspiró a todos a luchas y seguir adelante con esta causa tan importante”, dijo.

 

El jefe de Estado, exaltó la fortaleza de las personas afectadas con ácido, quienes “hoy nos dan ejemplo de superación y valor”, y destacó la labor de Gina Potes, también agredida con ácido, y quien después de 19 años del terrible suceso, continúa luchando por la vida de otros “que han tenido que soportar esa misma tragedia”

 

El mandatario señalo frente a la ley, que “obliga al Instituto Nacional de medicina legal a brindar toda la información a los médicos tratantes para facilitar la atención a la víctima”. Igualmente dijo que el Gobierno “tendrá que diseñar y poner en marcha una política integral de atención a las víctimas de los ataques con ácido”, esperando que tenga la colaboración de Ponce de León.

  

Con la Ley de Ácido, la pena será de hasta 30 años de prisión. Cuando el ataque contemple agravantes como cometerse este acto contra un niño o una mujer, esta podrá llegar a los 50 años de cárcel. Para quienes comercialicen esta sustancia de manera ilegal, la pena será de 4 a 12 años.

 

Asimismo, los agresores tendrán que pagar adicionalmente multas que irán desde los $644 millones hasta los 1.932 millones. Beneficios como casa por cárcel o libertad condicional no serán concedidos.

 


Tags

Comentarios