La indignación reina en el Cauca

Por: Confidencial Colombia | Octubre 21, 2015

La guardia indígena retuvo, hasta la mañana de este 21 de octubre a 15 soldados del Ejército Nacional. La razón es el asesinato de una autoridad indígena de las estribaciones del Puracé. Una muerte que se suma a la de ocho comuneros del CRIC en lo que va de 2015.

En una parcela de las estribaciones del Puracé, en el oriente del departamento del Cauca, un cadáver alertó a las autoridades indígenas del Consejo Regional Indígena de ese departamento, CRIC. Alfredo Bolaños, de 70 años yacía en los pastizales con un disparo en la frente. Los dos perros con los que vivía en su finca no estaban cerca del cuerpo aquella noche del 19 de octubre.

 

Darío Tote, entrevistado por el periodista del Nuevo Liberal Edinsón Bolaños, relata que “Se escucharon tiros y luego ráfagas de fusil. Al ser tan fuerte el tiroteo, después de dos horas la gente se acercó a preguntar. Llegaron a la casa del compañero Alfredo y no lo encontraron. Estaba la puerta abierta y la casa sola. Interrogaron a los soldados que estaban ahí, pero no respondieron nada. Hacia las 10:00, tras una búsqueda intensa por los pastizales, fue encontrado el cadáver”. El sitio en el que estaba la parcela era conocido como la Piedra del Cóndor. Allí es infrecuente la coca y la amapola no es algo común. Por el contrario, la actividad ganadera, la pesca de trucha y las labores de labranza ocupan los días de campesinos e indígenas.

 

A partir de ese momento loa Guardia Indígena cercó el lugar y retuvo a los 15 uniformados del batallón José Hilario López. La retención se debió, como es habitual, al operativo de seguridad realizado por la guardia cada vez que hay un hecho de esa índole. Los soldados fueron entregados una comisión facilitadora, en la mañana de este miércoles 21.

Las versiones sobre lo sucedido son contradictorias. Mientras que el batallón emitió un comunicado en el que expresa que la patrulla de soldados que iba a iniciar el operativo de vigilancia para el normal desarrollo de las elecciones escuchó disparos, que asumieron eran contra ellos, y por ello respondió con fuego. Se declararon dispuestos a colaborar en la investigación que haya lugar.

Sin embargo, los indígenas aseguran que a pesar delo dicho por los uniformados esta situación no es nueva y que cada vez que sucede un hecho como este “se termina sabiendo que fue el ejército el responsable pero todo queda impune”.

Con la muerte de Bolaños, quien fuera gobernador del Cabildo Indígena del Puracé en 1994, son nueve los comuneros de estas comunidades que han perdido la vida, como Enrique Bastidas quien fuera asesinado en un retén militar el pasado 23 de junio. 


Tags

Comentarios