Un nigeriano reclutaba 'mulas' en Colombia

Por: Confidencial Colombia - @juankavalle | Octubre 12, 2015

Samuai Chidi Prince Siachi alias ‘Chiry’, nacido en Nigeria, fue capturado en Medellín por la dirección de Investigación Judicial e Interpol (Dijín). Alias ‘Chiry’ es acusado de reclutar personas y utilizarlas como 'correos humanos' para el envío de droga a Europa.

Según las autoridades, Samuai Chidi Prince Siachi operaba una red de narcotráfico por medio de los llamados 'correos humanos', al servicio del 'Clan Úsuga'.

 

"En una investigación transnacional con agencias nortamericanas, fue desarticulada una red delincuencial decicada al tráfico de estupefacientes utilizando varios países. En esta operación fue capturado alias ‘Chiry’, este señor es un ciudadano africano de 40 años de edad, quien es el cabecilla de esta organización.

 

(...) Como dato curioso, este señor escribió un libro donde narra todo su accionar delictivo y actualmente fungía de próspero comerciante dedicado a fabricación de pantalones . Los capturados delinquían para 'Clan Ùsuga' (grupo narcotraficante)": señaló el General Jorge Rodríguez Peralta, director de la Dijín.

 

Samuai Chidi Prince Siachi alias ‘Chiry’ / Foto: DIJIN

Samuai Chidi Prince Siachi alias ‘Chiry’ / Foto: DIJIN

 

Asímismo, explicó como operaba esta red dedicada a reclutar 'mulas': “...personas para utilizarlas como correos humanos de drogas... Evadían los controles de las autoridades, llevando de manera intraorgánica los estupefacientes, llevándolos a su destino final, teniendo contactos principalmente con la mafia rusa".

 

El libro al que el general se refiere es la novela Sweet Betrayal, publicada en Amazon e inspirada en la vida de Samuai Prince. En una investigación de tres años, se interceptaron llamadas telefónicas de 'mulas' –no sólo en los aeropuertos de Colombia sino en Perú, España y Rusia– y así se pudo llegar a Prince.

 

Los audios permitieron concluir que la red obedecía a un extranjero al que llamaban ‘Chiry’, quien hablaba bien español, pero con un acento marcado. Finalmente fue capturado en Medellín, donde se hacía pasar como pintor y empresario, dueño de una fábrica de jeans llamada Siachi Couture Jeans.

 

Con esa fachada, reclutaba a sus víctimas, colombianas y extranjeras. La Dijín estableció, que el material de las cápsulas con coca que llevaban los 'correos humanos' en sus estómagos, no eran en látex como las comunes, sino en fibra de vidrio para que resistieran largos trayectos.


Comentarios