El viacrucis de los Juegos Nacionales en Ibagué

Por: Confidencial Colombia | Septiembre 27, 2015

Los próximos Juegos Deportivos Nacionales, con sede en los departamentos del Tolima, Chocó y Valle del Cauca están próximos a empezar. A pesar de la inminencia, las obras que se adelantan en Ibagué han sufrido varios problemas. Una novela que ha demostrado la imposibilidad de tener los escenarios a tiempo y de manera idónea.

La elección de Ibagué como una de las sedes de los Juegos Deportivos Nacionales llenó de optimismo a la capital tolimense. Pero el inicio de las obras no se dio en el tiempo esperado.  En noviembre de 2014 no habían empezado las adecuaciones y construcciones necesarias para los escenarios deportivos de las justas.

 

Además, los cerca de 125 mil millones de pesos que han costado los contratos han hecho que los ojos de los entes de control estén sobre los mismos. Fue así como la Contraloría de Ibagué investigó el contrato de los diseños de las sedes.

 

Otra de las críticas hechas atiende a la construcción de las obras que para muchos no son prioridad en el municipio. Varios columnistas de opinión ibaguereños señalaron, en su momento, que existen otro tipo de necesidades, como el arreglo de la malla vial, que requerirían una partida presupuestal que ha sido dirigida a los Juegos.

 

Finalmente, en marzo de 2015 empezaron las obras que constan de dos complejos deportivos. El complejo de la Calle 42 requirió 37 mil millones de pesos para reformar y ampliar el coliseo y las instalaciones. El complejo del parque deportivo, en el que está el complejo de piscinas requirió 77 mil millones de pesos.

 

Desde agosto del presente año los entes de control y Coldeportes llamaron la atención sobre el retraso en las obras de la capital tolimense. Fue así como el alcalde Luis H. Rodríguez llamó la atención, a su vez, a los contratistas para que aceleraran las obras. Estos hicieron una convocatoria pública para contratar mano de obra que permitiera avanzar.

 

Sin embargo, los tropiezos volvieron a hacer su aparición cuando se dio a conocer que el complejo de piscinas había tenido un error de diseño fundamental. La orientación de estas debería garantizar que la luz del sol no de directamente en la cara de los nadadores. Para el caso de Ibagué, la construcción de estas se hizo contrariando esa premisa. Indagado sobre el particular, el alcalde municipal respondió al periódico local El Nuevo  Día "para competencias nacionales no tendría ningún problema y para competencias internacionales tocaría programar la competencia en una hora que la luz no moleste la vista del deportista, una cosa es que haya quedado mal diseñada o que hubiese sido mejor otra orientación".

 

A lo anterior se suma una alerta de la Contraloría según la cual la mayor parte de las obras están retrasadas y algunas serían entregadas en enero de 2016.

 

Una visita técnica de este ente de control arrojó que de acuerdo al cronograma presentado por los contratistas y el avance real de las obras, muchas de estas presentan retrasos de más de 50 días, algo que no deja de preocupar si se tiene en cuenta que eso implica entregar ciertos escenarios deportivos dos o tres semanas después de iniciadas las justas.

 

Los Juegos empezarían el 7 de noviembre pero, por ejemplo, debido a esos retrasos el complejo de piscinas no se entregaría hasta el 12 de diciembre.

 

Para la pista de BMX se calcula que esta se entregaría el 2 de diciembre y el complejo de tenis y el estadio de atletismo no estarían listos sino hasta el 26 y el 14 de enero de 2016, en concordancia con lo dicho por la Contraloría.

 

Desde la administración distrital y el IMDRI (Instituto Municipal para el Deporte y la Recreación de Ibagué) se ha asegurado que se trabaja a marchas forzadas para lograr entregar a tiempo las obras.

 

En medio de la controversia y el cruce de versiones lo único claro es que en poco más de un mes se sabrá si Ibagué logrará estar a la altura de las justas nacionales o no. 


Comentarios