“Somos semilla, somos memoria, somos el sol que renace ante la impunidad”

Por: Confidencial Colombia | Septiembre 9, 2015

En el marco de la celebración del  Día Nacional de los Derechos Humanos, Diakonia en conjunto con la Unión Europea en su cuarta edición, entregó el Premio Nacional a la Defensa de los Derechos Humanos.

Para esta versión se entregaron cinco reconocimientos: Defensor del año, Proceso colectivo comunitario, Proceso colectivo nivel ONG, A toda una vida, y  A toda una vida nivel organización.

 

Defensora del año



Francia Elena Márquez Mina Lideresa afro de la vereda Yolombó del municipio de Buenos Aires, en el norte del Cauca. En los últimos años su trabajo ha estado enfocado en la defensa de los derechos étnicos y territoriales de las comunidades afrodescendientes, en especial de la comunidad de la Toma, corregimiento del municipio de Suárez. Esta lideresa es responsable de la coordinación del área derechos colectivos y derechos humanos en Palenque Alto Cauca.

 

A toda una vida



La historia de Fabiola Lalinde representa el testimonio y la lucha por la búsqueda de la verdad y la justicia. Fue víctima de la desaparición forzada de su hijo Luis Fernando Lalinde Lalinde en el año 1984 en Jardín, Antioquia. Esto le llevó a iniciar una lucha contra la impunidad. A través de su testimonio y su misión política y humanitaria que fue denominada por ella misma como “Operación Sirirí”.

 

Su trayectoria ha generado importantes aportes al marco jurídico, toda vez que en Colombia hace 30 años no se nombraba de manera contundente de la desaparición forzada y las ejecuciones extrajudiciales.

 

Proceso colectivo del año comunitario


Mujeres Caminando por la Verdad, espacio de movilización permanente de mujeres víctimas de violación a los derechos humanos en la Comuna 13 de Medellín, en el marco de la “Operación Orión” llevada a cabo en el 2002 por el Ejército Colombiano.

 

En su intervención, la organización manifestó que “este camino de búsqueda de nuestros familiares detenidos desaparecidos y de lucha por esclarecer los crímenes cometidos contra la humanidad en la Comuna 13, hemos aprendido, desde el dolor, que defender los derechos humanos en Colombia es un compromiso para proteger la vida ante la adversidad y una apuesta por conseguir un país con justicia social (...) Somos semilla, somos memoria, somos el sol que renace ante la impunidad. Somos el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado”.

 

Proceso colectivo, nivel ONG


Corporación Social Para la Asesoría y Capacitación Comunitaria – COS-PACC Sobrevivientes del exterminio de la Asociación Departamental de Usuarios Campesinos de Casanare en la década de los años 90, COS-PACC trabaja por el fortalecimiento de la organización comunitaria, aportando en la reconstrucción del tejido social en contextos de crisis humanitaria y violaciones a los derechos humanos y al DIH.

 

Su labor se enfoca principalmente en desarrollar acciones de denuncia, asesoría jurídica, acompañamiento, promoción de la producción agroecológica y sensibilización a nivel internacional sobre la realidad de las comunidades marginadas, organizaciones campesinas, víctimas de crímenes de Estado y empresas multinacionales, así como de presos políticos.

 

A toda una vida, nivel Organización


Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral Del Atrato – COCOMACIA. Hace 35 años nació COCOMACIA, organización encaminada a visibilizar, denunciar y acompañar a las comunidades del Medio Atrato y municipios aledaños, en cuanto a la violación de los Derechos Humanos. Se ha encargado de manera decidida de trabajar por procesos de retorno a sus territorios de las comunidades desplazadas, haciendo acompañamiento y brindando capacitación a los procesos organizativos. De igual manera, la organización ha logrado el reconocimiento territorial de 800.000 hectáreas que beneficia a 45.000 personas distribuidas en 7.000 familias y ha logrado contribuir e implementar un plan de etno-desarrollo.

 


 
 

 

 


Tags

Comentarios