Un reportero solo ante la justicia

Por: Oscar Sevillano / @sevillanojarami | Agosto 30, 2015

Entrevista exclusiva al periodista Juan Esteban Mejía, quien trabajó por más de tres años en Semana, y quien denuncia irregularidades en el proceso llevado al médico Carlos Alberto Ramos Corena.

Periodista Juan Esteban Mejía.

Periodista Juan Esteban Mejía.

El periodista Juan Esteban Mejía prestó sus servicios profesionales en la Revista Semana por más de tres años, donde denunció los sucesos que ocurrían alrededor del médico Carlos Alberto Ramos Corena, en la ciudad de Medellín, quien según las investigaciones reveladas, realizó cirugías plásticas a cuyos pacientes que con posterioridad, presentaron serios deterioros de salud. 

 

Este médico presentó una demanda por injuria y calumnia a la Revista Semana, que al inicio del proceso no dio respuesta oportuna a la justicia, ni aclaró que hubo un cambio de fondo en el momento de la edición del artículo, por lo que hoy el periodista se encuentra adportas de ser llamado a juicio. 

 


En entrevista con Oscar Sevillano para Confidencial Colombia, Juan Esteban reveló en qué va el proceso y da a entender que la Revista Semana, por la demora en la respuesta, es la verdadera responsable de la situación por la que atraviesa. 

 


Oscar Sevillano: ¿En qué va su caso?


Juan Esteban Mejía (JEM): "En este momento están por agotarse los noventa días que es el plazo que legalmente existe entre la imputación y la acusación. La Revista Semana cumplió con la retractación, corrigiendo las afirmaciones que en su momento hizo sobre el médico Carlos Alberto Ramos Corena, enviándole a la Fiscalía una carta en donde informaba que el error estuvo en la edición del artículo y no en la redacción del mismo". 


OS: ¿Su abogado defensor ha cumplido la labor con eficacia?


JEM: "Por supuesto. De hecho el hizo la solicitud a la fiscal para que precluyera el caso, teniendo en cuenta que ya se había cumplido con la retractación y que la Revista Semana había enviado información adicional al ente investigador, donde dejaba claro que el responsable de las afirmaciones no era Juan Esteban Mejía. Aun así el caso sigue en firme".


OS: Si la Revista Semana rectificó y existen pruebas que evidencian la poca ética de este médico, ¿por qué la fiscal insiste en llevar a juicio el caso?


JEM: "No entiendo las razones. El médico tiene varias denuncias de pacientes que le señalan de irregularidades en los casos que lleva, entre ellas lesiones personales, falsedad en documento, estafa, sin embargo la Fiscal da lugar a procesos de injuria y calumnia. Me da la impresión de que alguien quiere limpiar la imagen de este señor y al parecer no le importan ni los métodos, ni a quien se lleve por delante".


OS: ¿Este señor sigue ejerciendo como médico?


JEM: "Él ha informado que continúa con su oficio como médico y como cirujano plástico en su consultorio que se ubica en el barrio El Poblado en Medellín. Allá llegan pacientes extranjeras".


OS: Resulta extraño que personas afectadas hayan instaurado demandas contra este médico y el Ministerio de Salud no haya suspendido la tarjeta profesional...


JEM: Ninguna autoridad ha ejercido control sobre él. El Tribunal de Ética Médica le había sancionado en un fallo de primera instancia y fue revocado por otro de segunda instancia por una cuestión de procedimiento.

 

OS: ¿Porque la Revista Semana tardó tanto en asumir su responsabilidad?


JEM: Las personas a cargo de este asunto en la Revista Semana me dicen que hubo una falla de comunicación interna. Este proceso comenzó en el 2011, directamente contra el medio de comunicación a quien la Fiscal 197 de Bogotá solicita informar el nombre de la persona que escribió el artículo. Luego de esto, en abril de 2015, personal de CTI llegan a mi lugar de trabajo y vinculan mi nombre al proceso.

 

OS: ¿Usted se encontraba en su lugar de trabajo cuando el CTI fue a buscarlo?


JEM: No señor. Yo me entero de eso luego. Inmediatamente pedí a la revista informar que lo publicado no correspondía a lo escrito.


OS: ¿La Revista Semana procedió con el requerimiento que usted les hizo?


JEM: No señor. El proceso siguió su curso al punto en que luego me entero de la imputación de cargos, hecho que informo inmediatamente a la Revista Semana, quien no da respuesta. Más adelante es cuando me busca y la explicación que dan es que hubo un error en la comunicación y que no sabían si el director Alejandro Santos, dio aviso a los abogados.

 

OS: El artículo que usted escribe es uno y el que se publica es otro. ¿Qué sucedió en ese espacio de tiempo?


JEM: Propuse como tema para Medellín, por correo electrónico el día 26 de septiembre de 2011, lo que ocurría alrededor del médico Carlos Alberto Ramos Corena. La Revista me pide que investigue y redacte. Cuento entonces que este señor era un Médico General, que había tomado fama de Cirujano Plástico, sobre el cual existían denuncias de pacientes que se sometieron a procedimientos a manos de él y que habían quedado lesionadas e incluso se decía de la muerte de una paciente. Luego de la revisión, corrección y edición, la Revista Semana resuelve modificar el artículo y publica que esta persona en cuestión, no tenía el título profesional, información que nunca di.

 

OS: ¿Usted fue consultado por la Revista Semana antes de que esta hiciera este cambio de fondo en el artículo escrito?


JEM: Nunca fui consultado. Informé que se publicó una información que no tenía como sostener. Esto asunto era recurrente en la Revista Semana, ocurría con frecuencia, con un agravante y es que no se sabe quién ejecuta los cambios, y mucho menos en los casos de los corresponsales que estamos en ciudades distintas a Bogotá. El argumento es que esto es un proceso colectivo, por lo que existe cierta licencia para modificar la información.

 

OS: ¿Era la primera vez que le ocurría?


JEM: Sucedió en varias ocasiones. En Medellín tuve que poner la cara por diferentes artículos que se modificaron de fondo en la edición. El exministro de Transporte Juan Gómez Martínez escribió una columna de opinión en mi contra bastante fuerte, por una foto que se publicó en un artículo que escribí. La imagen no la seleccioné yo y sin embargo me correspondió asumir la responsabilidad.

 

OS: Una cosa es cambiar una palabra por otra, haciendo juego de sinónimos y otra es realizar cambios de fondo en un artículo, sin contar con la autorización del autor...


JEM: En la Revista Semana pasaba con frecuencia.

 

OS: ¿Y sigue ocurriendo?


JEM: No sé si esto siga ocurriendo. Perdí contacto con muchos compañeros, incluso algunos ya no están porque ha habido cambios, lo cual es normal en una empresa.

 

OS: ¿Porque la reacción de la Revista Semana es tardía?


JEM: No sé qué buscaba la Revista Semana dejando a un reportero con un problema como éste, cuando la responsabilidad era de ellos.

 

OS: ¿Qué ha dicho la Fundación Para la Libertad de Prensa?


JEM: Hable con ellos. La FLIP me pidió que me presentara a la Fiscalía, lo hice y cuando llega la audiencia de imputación de cargos, decide no acompañarme y argumenta dificultades logísticas.

 

OS: ¿Conoce casos similares de colegas suyos?


JEM: Este caso resulta auténtico por la actitud de la Revista Semana de dejar al periodista solo en un proceso penal donde la responsabilidad no corría por mi cuenta.

 

OS: ¿Ha hablado con Alejandro Santos?


JEM: No señor. Con él no he tenido ningún contacto, de vez en cuando dialogo del tema con Rodrigo Pardo, pero con el director de la Revista Semana hace un buen tiempo no cruzo palabra.

 

OS: Si se le presentara la oportunidad de volver a la Revista Semana ¿lo haría?


JEM: Si nombran a otro director y me ofrecen la oportunidad de regresar lo haría. Pero lo cierto es que no volvería a trabajar con Alejandro Santos. 


Tags

Comentarios