A comer pescado

Por: Confidencial Colombia | Abril 2, 2015

El consumo de pescados y mariscos es algo que tradicionalmente se ha asociado a la semana santa, sin embargo en Bogotá existen proveedores que ofrecen los mejores pescados y mariscos durante todo el año. Esta es una guía para saber en qué sitios se consiguen los mejores pescados y qué se debe observar al momento de comprarlos. 

La semana santa ha sido tradicionalmente la época del año en la que mayor cantidad de pescado se consume en el país. La tradición católica al proscribir la carne en los días santos ha hecho que el comercio de pescado y marsicos se convierta en una actividad boyante en ese periodo.

 

Sin embargo, desde hace unos años varios mercados especializados en pescados y mariscos han permitido que la oferta de este tipo de productos trascienda la semana santa y su consumo se extienda al resto del año.

 

Es así como varios centros de distribución han ido cobrando especial relevancia en los últimos años.

 

Tradicionalmente, sitios como la Plaza de Paloquemao han sido puntos de distribución de pescados y mariscos en los que no solo los restaurantes consiguen productos frescos y congelados de óptima calidad sino que los compradores ocasionales pueden encontrar lo que buscan.

 

Por otro lado Hipermar es uno de los sitios más buscados al momento de querer comprar pescados, mariscos o productos para la preparación de los mismos. Son dos puntos de venta en Bogotá, uno en chapinero y el otro en la autopista norte frente al centro comercial Santafé.

 

En el mismo sentido Pacific Seafood lleva 17 años comercializando productos de mar en la calle 80 con carrera 68.


En estos sitios es posible, no solo, encontrar los productos tradiconales de semana santa sino que es posible tener a la mano los mejores productos de mar sin tener que salir de la sabana.

 

Algunas recomendaciones a la hora de comprar y consumir pescado:

         Si el pescado es entero, los ojos deben estar brillantes y salidos (no hundidos), las escamas no pueden estar secas, las agallas deben estar rojas (no negras).

         No debe oler mal.

         Si se puede tocar, la carne de estar firme.

         Si es filete el color de la carne debe ser brillante, debe estar húmedo y no baboso.

         Si el producto es congelado, hay que tener en cuenta la fecha de vencimiento y que esté fresco.


Tags

Comentarios