El puente está quebrado

Por: Confidencial Colombia | Febrero 2, 2015

Sobre la tragedia del colapso del puente peatonal de la calle 104 con carrera 11 en el norte de Bogotá, el pasado domingo 1 de febrero, surgen varias preguntas sobre las irregularidades presentadas en la prueba de carga que desembocó en la caída de la obra. Mientras la carrera 11 a la altura de la calle 100 está cerrada y se avanza en la remoción de escombros, los heridos se recuperan en varios centros hospitalarios de la capital. 

El pasado domingo primero de febrero, un puente peatonal que pasaba sobre la carrera 11 a la altura de la calle 104 en el norte de Bogotá, y que conectaba los dos costados del Cantón Norte en el que se encuentran entre otras cosas, las casas fiscales de los militares y la Escuela Superior de guerra, colapsó, cayendo sobre la Carrera 11, y causó 43 heridos.


El puente que fue construido por la empresa Constructec S.A.S. fue hecho por la ampliación de la carrera 11 que implicó la entrega al distrito de varios terrenos del Cantón para que pudiera pasar la vía.


El Ejército entregó un anticipo de 50% de los más de 3.400 millones de pesos que costaba la obra a la firma constructora, de manera directa sin que mediara licitación de acuerdo a la consideración de que esta obra requería de reserva por motivos de seguridad nacional. El contrato directo fue firmado el 3 de octubre de 2013. Cabe recordar que el Consejo de Estado echó abajo la disposición de los gastos reservados, como lo informó Confidencial Colombia en su momento. Estos gastos reservados fueron los mismos que se usaron en los llamados “falsos positivos” o en las operaciones ilegales del DAS, conocidas como las “chuzadas”.


Fuentes cercanas a Confidencial Colombia confirmaron que el pasado domingo el puente colapsó sobre la vía que estaba funcionando de manera regular debido a que la firma contratista no presentó el PMT. Esto es el Plan de Manejo de Tránsito, que se le entrega a la Secretaría de Movilidad para que se ajuste y se pueda cerrar la vía mientra se llevan a cabo las pruebas u obras pertinentes. La no presentación de este formato llevó a que se hicieran las pruebas de carga el pasado domingo y que el puente colapsara sobre una vía que se encontraba abierta y con tráfico circulando. La tragedia pudo haber sido monumental de haber existido mayor tráfico vehícular.


Otro hecho que ha llamado poderosamente la atención es que a pesar de haberse realizado unas pruebas de carga el sábado anterior, sin la solicitud del PMT pertinente, y de haberse detectado unas fallas, al día siguiente para probar la carga no se utilizaron pesos muertos, como canecas llenas de agua o bolsas de arena, sino que se obligó a cerca de 70 soldados de la Policía Militar (PM), como castigo, a transitar marchando por el puente, sirviendo de peso para la prueba. Con la caída del puente se presentó el alto número de heridos.


Sin embargo, las fuentes del Ejército y de la constructora, consultadas en un primer momento, sólo hablaron de siete heridos. La Secretaría de Salud de Bogotá debió desmentir esa cifra dando cuenta de los 42 heridos que han sido reconocidos como víctimas del hecho.


Alrededor de este caso surgen varias preguntas ¿Por qué no se siguieron los procedimientos establecidos para presentar el PMT ante la Secretaría de Movilidad?, ¿por qué si había presentado fallas el sábado anterior se hizo la prueba con personas el domingo primero de febrero?, ¿por qué se usaron soldados y no los elementos acostumbrados para hacer ese tipo de pruebas?, ¿por qué autorizó el contratista el uso de soldados en la prueba de carga?, ¿por qué se ocultaron las cifras reales de heridos y tuvo que ser la Secretaría de Salud la que dio las definitivas?, ¿qué tiene que decir la interventoría de la obra? 


Por lo pronto el alcalde Gustavo Petro ha solicitado que se investiguen los hechos y se establezcan las responsabilidades, mientras las pólizas de cumplimiento y seguridad empiezan a correr, y las multas por incumplimiento se empiezan a revisar para su posible aplicación debido al alto riesgo que implica la caída de un puente sobre una vía principal con un alto tráfico vehícular circulando y con un grupo de soldados usados como “peso muerto”.


Tags

Comentarios