“Fue un crimen de odio”

Por: Catalina Erazo - @erazokta | Noviembre 19, 2014

La muerte de Guillermo Garzón Andrade, luchador de los derechos de la comunidad LGBTI ha sido presentada por medios y autoridades como la consecuencia de un robo o un crimen pasional. Pero la comunidad exige que las cosas se llamen por su nombre para que este no sea un crimen más que quede en la impunidad.  

El brutal asesinato de Guillermo Garzón Andrade, activista y defensor de los derechos humanos de Lesbianas, Gay, Bisexuales y personas Trans -LGBTI- ha generado gran conmoción dentro y fuera de la comunidad por la manera en la que se encontró su cuerpo que presentaba signos de violencia y sevicia producto de una fuerte golpiza y además amordazado.


Aunque el caso ya está en manos de las autoridades, organizaciones como Colombia Diversa se han manifestado exigiendo que dentro de las hipótesis de la muerte no se descarte que el crimen esté relacionado con su condición sexual y el papel protagónico en la defensa de los derechos humanos de la población LGBTI, así como del matrimonio igualitario.

 

Luis Carlos Porto, también activista y amigo de Guillermo le dijo a Confidencial Colombia que toda su comunidad está convencida que la orientación sexual de su amigo fue el detonante para que este se convirtiera en un crimen de odio. En este sentido hace un llamado a las autoridades, policía y fiscalía, para que creen un protocolo que permita diferenciar este tipo de crímenes y lograr identificarlos como delitos de odio. “Muchas veces esto queda en la impunidad al clasificarlos como crímenes pasionales o robos simples y no le dan la importancia que esto se merece, son excusas para cerrar las investigaciones y no darles profundidad” aseguró.

 

De igual manera hace un llamado de atención a la Procuraduría General de la Nación para que deje su “ataque sistemático” que según él, lo único que ha causado es odio y cosas como que un robo termine en un crimen de odio dado que la condición homosexual de Guillermo pudo haber influido para que los ladrones lo atacaran de esta manera.  

 

Manuel Velandia, histórico líder LGBTI que se encuentra asilado en España es una de las personalidades que ha manifestado su indignación con el hecho de que la prensa quiera manejar los asesinatos de personas homosexuales como una historia de amor que termina mal.

 

En su texto titulado “No es lo mismo crimen pasional que asesinato” Manuel destaca la diferencia entre estos asegurando que un crimen pasional es el resultado de una repentina alteración de la conciencia por sentimientos como los celos, la ira o el desengaño y por lo tanto es un crimen premeditado.

 

A Guille, como lo llamaban sus amigos más cercanos, lo amordazaron, torturaron e hirieron presuntamente con arma blanca. Es un asesinato tan vil y cruel, que para Manuel este hecho no es producto de una “repentina alteración”.

 

En su texto explica que los delitos de odio tienen lugar cuando una persona ataca a otra y la elige como víctima en función de su pertenencia a un determinado grupo social, según su edad, raza, género, identidad de género, religión, etnia, nacionalidad, ideología o afiliación política, discapacidad u orientación sexual. Por lo que a él no le cabe la menor duda que el homicidio de Guillermo debe ser juzgado como uno delito de este tipo.

 

En una sociedad en la que vemos y escuchamos a diario este tipo de atrocidades pareciera que hemos perdido la sensibilidad ante hechos como este, más allá de si se pertenece o no a una minoría o un grupo social este es un homicidio de un ciudadano, líder de una comunidad estigmatizada, cuyos autores llevaron a cabo con una inquietante sevicia.

 

Manuel coincide con Luis Carlos ya que cree que presentar los hechos como simples robos o crímenes pasionales es la razón para que no se investiguen y queden en total impunidad. Desde el año 2009, Colombia Diversa ha denunciado los homicidios de Fredys Darío Pineda, Álvaro Miguel Rivera y Wanda Fox, quienes siendo defensores de derechos humanos, fueron asesinados y todavía los crímenes permanecen impunes.

 

“Yo quiero saber, por ejemplo si cuando el muerto es un heterosexual los comentarios de los periodistas son los mismos… esto es lo que hace  a estos casos diferentes, lo que hace que no se investiguen y hasta que los mismos maricas crean que el otro se lo merece por marica” sentencia. 

 

Colombia Diversa por medio de un comunicado publicado en su sitio web ha hecho un llamado a la Fiscalía para que lleve a cabo una profunda investigación que dé con los responsables y se apliquen las sanciones correspondientes. “Guillermo era defensor de derechos humanos y por tanto, el Estado debe brindar las garantías suficientes para conocer la verdad y acceder a la justicia de forma veraz e imparcial” ha asegurado.


Tags

Comentarios