Cali, azotada por bandas criminales

Por: Confidencial Colombia | Octubre 5, 2014

La masacre de  ocho personas  ocurrida  el viernes en la noche en el sector de La María en jurisdicción de Pance al sur de Cali, ha generado preocupación  en la comunidad y en las autoridades, pues según la Defensoría del Pueblo, la injerencia de los grupos armados ha incrementado en 30 barrios pertenecientes a 12 comunas de la capital valle caucana.

Múltiples disparos  que fueron escuchados  a las 6: 30 de la tarde alertaron  a los residentes de Pance para dar aviso a las autoridades.  A la media hora arribó la Policía de Cali y en el lugar encontraron  boca abajo, manos atadas y con disparos en la cabeza a ocho personas.

 

Uno de ellos corresponde  a Julio César Paz, alias 'J1', señalado como el jefe de una “oficina de cobro” de los “Urabeños”  y quien además fue capturado en julio de este año y  recobró su libertad en circunstancias que todavía no han sido  esclarecidas.

 

Las primeras versiones de los hechos obedecen a represarías entre miembros de los grupos armados ilegales, -“al parecer relacionados con la banda de “Los Urabeños”- y supuestos narcotraficantes del  Norte del Valle.

 

La Defensoría  del Pueblo manifiesta que  independientemente de la situación es de “carácter inviolable el derecho a la vida” y, hace una llamado para que el Ministerio de Defensa, La Policía y  las demás entidades competentes en el tema “adopten con urgencia medidas pertinentes  para ponerle freno a estas escalas cíclicas de homicidios, amenazas y afectaciones de la seguridad ciudadana en el departamento”.

 

Desde el 4 de febrero de este año la Defensoría  ha venido advirtiendo  que en al menos 30 barrios en la ciudad de Cali hay presencia de estructuras criminales, especialmente, de los grupos armados posdesmovilizados como los “Urabeños” y los “Rastrojos” que se disputan rutas del microtráfico.

 

En los últimos meses han ocurrido hechos similares como el asesinato del ingeniero Jorge Naranjo, constructor del primer centro comercial de Popayàn; la muerte del joven Cristian Andrés correa, líder en actividades de trabajo social con las barras del Deportivo Cali y la muerte de dos menores de edad por enfrentamiento entre pandillas en el barrio los Robles de la capital Valle Caucana.

 

Por su parte, el director de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, Jorge Nieto, manifestó que en el lugar se habrían dado cita 15 personas de una mismas organización criminal, en el que “en medio de la discusión, siete personas se habrían unido para  asesinar a las otro ocho personas”.

 

Durante la inspección se encontraron 10 fusiles, una subametralladora, una arma corta, tres vehículos y una motocicleta.


Tags

Comentarios