“La muerte de Sergio no será en vano”

Por: Elizabeth Jiménez | Septiembre 21, 2014

El suicidio del joven Sergio Urrego a causa de las  supuestas presiones y discriminación que recibió por parte del colegio Gimnasio Castillo Campestre, ya está siendo investigado por la fiscalía y otras organizaciones.

El amplio eco que ha alcanzado el caso del joven de 16 años quien se suicidó, de acuerdo a las cartas que dejó y al testimonio de sus padres y algunos compañeros, por el matoneo y discriminación recibida por el Colegio Gimnasio Castillo campestre, ha hecho que las autoridades y diversas organizaciones tomen cartas en el asunto.  

 

Aunque este jueves, la directora del plantel Amanda Castillo se disculpó a través de su abogado por no poder asistir a la citación hecha por la Fiscalía, tendrá que dar la cara. El fiscal General Eduardo Montealegre ya se ha pronunciado sobre el caso “actos supremamente graves del colegio que podrían configurar el delito de discriminación por razón de orientación sexual”.  

 

En los  llamados a interrogatorio tendrán que dar cuenta, entre otros cuestionamientos, por el reglamento interno del centro educativo que "es proclive a actos de discriminación. Los planteles educativos pueden ser penalizados por omitir controlar los actos de discriminación”, afirma el fiscal. 

 

A pesar de que en un comunicado el colegio niega rotundamente que haya habido discriminación, sí se reconoce que motivaron al joven a asistir a la psicóloga del colegio para que tratara su caso, con respecto a lo cual el abogado de la comunidad LGBTI Germán Humberto Perfetti, aseguró: “La organización mundial de la salud dice que ser homosexual no requiere de tratamiento. Los que tienen que ir a terapia son los que se sientan mal con los homosexuales. Si el colegio presionó a este joven, las personas que lo hicieron como institucionalmente, no tenían la intención del que chico se suicidara pero lo hizo. Luego deben responder penalmente y civilmente por los daños causados por este caso de discriminación y homofobia en Bogotá” 

 

A su vez, sobre el caso, la Ministra de educación enfatizó: “es un doloroso ejemplo de lo que no puede ocurrir en Colombia, las escuelas se deben convertir en un territorio de paz. Los colegios pueden ser autónomos pero sus manuales de convivencia no pueden violar los derechos y la Constitución”. 

 

Por su parte la organización Colombia Diversa apoyó jurídicamente a Aura Reyes, madre del joven, para interponer una acción de tutela contra el colegio, la Secretaría de Educación de Cundinamarca, la Fiscalía, la Comisaría de Familia de Engativá y el ICBF, que de acuerdo a sus palabras, algunos de estos organismos ya estaban enterados del caso un mes antes de que su hijo se suicidara y no tomaron cartas en el asunto.   

 

“La muerte de Sergio Urrego no será en vano” Foto: Elizabeth Jiménez

“La muerte de Sergio Urrego no será en vano” Foto: Elizabeth Jiménez

 

A pesar de que la población LGBTI ha sufrido discriminación desde diversos ámbitos en Colombia, a través de las redes sociales la opinión pública en general ha rechazado vehementemente este hecho para que no se repita y se siembre el sentido de tolerancia y respeto a la libre personalidad.  

 

La muestra más impactante fue la manifestación que se realizó hace una semana frente al colegio Gimnasio Castillo Campestre, que a pesar de quedar a una hora de Bogotá, en la vía a Tenjo, conglomeró a casi 300 personas  que se desplazaron por diversos medios para apoyar de manera pacífica y con expresiones  artísticas el rechazo a este hecho. Al final de la misma, entre lágrimas y aplausos, Aura Reyes, la madre de Sergio, recibió el apoyo de todos los asistentes quienes  corearon repetidas veces y a viva voz: “No estás sola”. 

 

 

Video: Elizabeth Jiménez y Mauricio Mariño


Tags

Comentarios