Cosmorama | Noticias en Colombia - Bogotá - Cali - Medellín | CONFIDENCIALCOLOMBIA.COM
Actualizado: Junio 25, 2017, 02:06 - Bogotá, Colombia

Cosmorama

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

La vida placentera y lúdica

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Condiciones para una vida bienaventurada

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Una buena individualidad, fragua del buen vivir

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Privaciones de la infancia, génesis del buen vivir

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Las riquezas y el buen vivir

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Aprendices de la vida

La Prensa es considerada el cuarto poder (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

La dictadura del periodismo

Durante muchísimos años la gran prensa ha sostenido un repetido y monótono discurso según el cual la peor lacra social la constituyen las dictaduras, por cuanto en ellas se suprimen todas las libertades individuales y especialmente sufre mengua la llamada libertad de prensa, sujeta casi siempre, a una mordaza entre este tipo de regímenes.  Nada había o tal hay más despreciado por los periodistas que los gobiernos de facto y sus dictatoriales formas de ejercer el poder.  Sin embargo, lo que hacían antes los detentadores omnímodos del poder dictatorial pasó a ser una práctica cada vez mucho más extendida de muchos comunicadores de estos tiempos.

 

Educación es prioritario en el país. (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Una sociedad sin maestros

Vengo de demostrar la decadencia y crisis sufridas en muchos países hace muchas décadas, este factor, ya se dijo, constituye   uno de los primordiales o principales problemas para entender lo que viene ocurriendo en la convulsionada sociedad desde mediados del siglo pasado y las dos décadas del presente.  La educación mal concebida y también en decadencia en los últimos tiempos, ha contribuido a la crisis aguda que vivimos como tejido social en esta llamada sociedad moderna.

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

Repensar la familia

No tengo la vana pretensión de esbozar en estos comentarios o ideas aquí expresadas una tesis sociológica que exponga la necesidad de recomponer la vetusta y añeja familia tradicional, sencillamente diré que los modelos familiares comunitarios, existentes aún en algunos países africanos y que dan importancia al núcleo familiar amplio y extenso y no basado en la pareja como la conocemos en nuestra cultura, es un buen ejemplo de convivencia familiar. 

 

 (Foto: Noticias, colombia, confidencial, Bogotá, Cali, Medellín,  | Confidencial Colombia)

Publicado por Gustavo Salazar Pineda

El sistema familiar soporte de la sociedad

Antes que la sociología hiciera su aparición como ciencia al servicio de la comprensión de la sociedad, se había ya definido a la familia como base del estado y especialmente del conglomerado humano.  Federico Engels fue un estudioso de la familia y lo que nos legó es la enseñanza que el ser humano ha vivido siempre en familia y a distintas épocas corresponde un modelo familiar específico.  La nuestra es indudablemente la familia consanguínea patriarcal con predominio del varón frente a la mujer; en el matrimonio la igualdad pregonada de sexos es un tema de las últimas décadas, igualdad más teórica que práctica, dado que quedan todavía muchos vestigios del machismo extremo de nuestros antepasados.