Elecciones 2018

Rodolfo Llinás y otros reconocidos académicos dan voto de confianza a Fajardo

Sergio Fajardo nos da confianza. Ese parece ser el común denominador de las declaraciones de reconocidos académicos que este fin de semana decidieron anunciar su apoyo al candidato presidencial de la Coalición Colombia.

Una de los anuncios más destacados, por su relevancia, fue el del profesor Rodolfo Llinás, cuyo reconocimiento lo han convertido en autoridad mundial en neurociencia. El profesor de la Universidad de Nueva York dijo en un video difundido este domingo que Fajardo es la persona que ha entendido mejor el problema, de país y que “desde mi punto de vista, una persona como él sí puede cambiar la estructura social y económica de Colombia”.

El principal discípulo del profesor Llinás, Hernán Moreno también se unió al llamado a votar por Fajardo porque tiene quizás la propuesta más coherente en este nivel. “Es por eso que le daré mi apoyo en estas elecciones, cuando pienso que es un momento crítico para el país”, aseguró Moreno-
Los anuncios de Llinás y Moreno se agregaron a los de otros reconocidos científicos como los ex rectores de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman e Ignacio Mantilla.

Citando al ex secretario de defensa de los Estados Unidos Collin Powell, Mantilla, rector entre 2012 y 2018 de la Universidad de la Nacional, dijo hoy que “si el liderazgo consiste esencialmente en resolver problemas, los matemáticos pueden ser líderes, pues esa es una de sus grandes fortalezas. Sin duda esa es una fortaleza de Fajardo a quien daré mi voto el próximo domingo”.

Wasserman, bioquímico, quien estuvo al frente de la Universidad Nacional, entre 2016 y 2012, escribió en su columna que “además de las propuestas, uno debe preguntarse en qué medida confía en su candidato. Eso solo se puede hacer analizando su historia personal. Yo votaré por Fajardo”.
Según Wasserman, “conocí a Fajardo hace 25 años, cuando ambos éramos investigadores, miembros del primer Consejo Nacional de Ciencias Básicas. Observé su labor como profesor de matemáticas en los Andes y la Nacional. Aprecié su trabajo en los cargos en los que fue elegido, en los que pudo haber errores, como en toda actividad humana, pero nunca agendas ocultas. Jamás utilizó el odio hacia los otros como instrumento. Es una persona honesta.”

Otro destacado académico del ámbito de las ciencias sociales, Rodrigo Uprimny, fundador de Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (Dejusticia) y actual miembro del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Organización de las Naciones Unidas dedicó su columna a explicar su voto por Fajardo.

De acuerdo con Uprimny, “la trayectoria política de Fajardo muestra que tiene un estilo de gobierno limpio y con capacidad de convocar, en vez de dividir”.

“La gran crítica en contra de Fajardo, explica Uprimny, es que sería tibio por cuanto a veces expresa dudas en ciertos puntos y no asume posiciones tajantes frente a ciertos problemas. Pero ese supuesto defecto es para mí una virtud pues muestra la apertura mental para discutir y construir consensos en torno a problemas difíciles. De un gobernante debemos esperar no tanto rigidez en sus posiciones sino solidez en sus principios éticos, que Fajardo ha mostrado en su gestión pública”.

Mauricio García Villegas, abogado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Doctor en ciencia política de la Universidad Católica de Lovaina y reconocido líder de opinión por sus escritos, que acaba de editar “¿Cómo mejorar a Colombia? 25 ideas para reparar el futuro”, escribió también una columna en apoyo de Fajardo.

En su columna dominical en El Espectador, García Villegas escribió: “En estas elecciones podemos reavivar el viejo círculo de las violencias ideológicas (nuestra gran tragedia) y, por esa vía, acabar con los dos grandes avances civilizatorios de los últimos tiempos: la Constitución de 1991 y el proceso de paz”.

“Esos avances, prosigue García, parecen irreversibles, pero pueden ser aplazados durante varios años, o incluso décadas, si no elegimos al presidente que nos ayude a superar la violencia ideológica, nuestro gran fracaso histórico. Ese presidente debería ser, a mi juicio (un juicio que me compromete a mí y a nadie más), Sergio Fajardo”.

También profesor Emérito de la Facultad de Ciencias Económico-Administrativa de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Salomón Kalmanovitz, escribió este lunes en su columna: “Fajardo es garantía de una Presidencia libre de corruptos que se roban la plata, financiados por contratistas que no terminan las obras o las hacen mal. Para lograrlo es necesario cambiar la política, que hoy la hacen partidos que corrompen el sistema electoral y que traicionan las promesas que les hacen a sus electores”.

Kalmanovitz destaca que “el enfrentamiento entre la extrema derecha de Uribe-Duque y la izquierda de Petro puede producir una hecatombe institucional, pues ambos pretenden cambiar la Constitución para adaptarla a sus intereses de largo plazo y no a los intereses ciudadanos. Ante esa situación, el destacado economista subraya que Fajardo propone recuperar la confianza”.

Otros académicos también han manifestado su respaldo a Fajardo, como el genetista Juan José Yunis, el sociólogo Alejandro Reyes, el médico Freddy Castilblanco, el filósofo Jorge Giraldo Ramírez, así como los ex ministros y reconocidos profesores universitarios Guillermo Perry y Manuel Rodríguez.

Esos apoyos se suman al que anunciaron hace dos semanas 29 expertos internacionales, entre los que se cuenta el reconocido sociólogo Richard Sennett, profesor emérito de Sociología en la London School of Economics.

Mediante una carta pública, este grupo de académicos llamaron la atención acerca de que el modelo de ciudad que Fajardo impulsó en Medellín y acompañó desde la gobernación de Antioquia “ha inspirado a líderes políticos y urbanos de diversas partes del mundo”.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *