Economía

Cómo saber cuándo dejar tu trabajo

Si algo sabemos sobre el cambio de paradigma en el mercado laboral es que el trabajo “para toda la vida” ya no existe. A lo largo de nuestra carrera profesional, nos encontraremos varias veces ante una oportunidad para dejar nuestro trabajo y emprender un nuevo proyecto. Saber identificar las señales que nos indican que ya es hora de cambiar será vital para tomar una decisión acertada. La profesora de EAE Business School Eva Díez, experta en gestión del talento, propone una serie de preguntas que podemos hacernos para averiguar si ha llegado la hora de cambiarnos de trabajo:

¿Mi situación actual me ayuda a crecer profesionalmente? ¿Me permite desarrollar mi potencial y habilidades para el futuro? Debemos valorar si el trabajo actual nos sigue motivando a aprender cosas nuevas.

¿Está mi puesto en riesgo? ¿Pasa mi empresa por una reestructuración o tiene perspectivas negativas? ¿Mi rol actual podría sufrir cambios? Hay personas que perciben los períodos de incertidumbre como una oportunidad para desarrollarse dentro de la empresa en otros ámbitos y otras que lo toman como una señal para buscar algo fuera.

¿Me ofrece mi trabajo actual un equilibrio entre mi espacio personal y profesional o lo está canibalizando? El trabajo y su contexto pueden afectar a nuestra vida personal e incluso nuestra salud. Debemos evaluar si nuestro trabajo actual nos ofrece un equilibrio aceptable o si debería mejorar.
¿Está mi retribución a la altura de mi desempeño? ¿Siento que mi trabajo es reconocido? ¿Es mi esfuerzo importante en la consecución de los objetivos? La recompensa y el reconocimiento por el trabajo son indispensables para la motivación en el trabajo.

¿Coinciden mis valores personales con los de mi empresa? ¿Me siento cómodo/a y aceptado/a en mi entorno profesional? Debemos analizar también si todo aquello que recibimos por nuestro trabajo nos satisface.

En resumen, la decisión de dejar o no un trabajo tiene como objetivo la búsqueda de un mayor equilibrio entre formación, oportunidades, reconocimiento, vida privada, etc. Si piensas que deberías cambiarte de trabajo, toma un tiempo de reflexión, valora los pros y contras contenidos en los puntos anteriores y pregúntate si puedes influir en tu puesto actual o ha llegado la hora de moverte.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *