Deportes, Mundial Rusia 2018

Suramérica queda sin representantes en Rusia

La selección de fútbol de Bélgica derrotó el viernes 2-1 a Brasil y avanzó a las semifinales del Mundial, donde enfrentará a Francia.

Bélgica resistió los embates y la presión que Brasil impuso desde el inicio, y la suerte le sonrío a los 13 minutos cuando Fernandinho anotó en su propia portería después de que el balón le pegó en el hombro tras un remate de Vincent Kompany en un tiro de esquina enviado desde la punta izquierda.

Con el contragolpe como su arma principal, los belgas aumentaron su ventaja a los 31 minutos en una jugada donde Romelu Lukaku tomó el balón en su campo, superó en velocidad a dos rivales y habilitó a Kevin de Bruyne, quien venció a Alisson con un potente y colocado disparo en los linderos del área.

A pesar de la desventaja, Brasil, uno de los favoritos para conquistar el título, siguió dominando y generando opciones que no concretó hasta los 76 minutos, cuando el recién ingresado Renato Augusto metió el balón pegado al poste izquierdo con un cabezazo tras pase preciso de Philippe Coutinho.

A pesar del dominio y presión durante todo el partido, los pentacampeones mundiales no alcanzaron el empate, en parte por las atinadas intervenciones del portero Thibaut Courtois, quien salvó su meta en por lo menos cuatro ocasiones.

Ahora los belgas, que no llegaban a las semifinales de un Mundial desde hace 32 años, buscarán el martes el pasaje a la definición del título cuando enfrenten a Francia en San Petersburgo.

La selección de fútbol de Francia se convirtió el viernes en el primer semifinalista del Mundial tras vencer 2-0 a Uruguay gracias a un gol y una asistencia de Antoine Griezmann.

El campeón del Mundo en 1998 se puso en ventaja a los 40 minutos cuando Raphael Varane se adelantó a los defensores de la “celeste” para rematar con la cabeza un centro enviado por Griezmann al cobrar una falta desde el sector derecho.

Uruguay respondió tres minutos después con un colocado remate de Martín Cáceres, pero el portero Hugo Lloris salvó su meta con un vistoso lance para desviar el balón antes de que rebasara la línea de gol.

Previo al gol de Varane, Francia pudo anotar, pero Kylian Mbappé desaprovechó una clara oportunidad a los 15 minutos cuando mandó desviado su remate pese a quedar sin marca frente a la portería tras pase de Olivier Giroud.

El partido mostró una lucha cerrada en el mediocampo hasta los 61 minutos, cuando Griezmann disparó potente desde fuera del área y el balón se le escapó de las manos al portero Fernando Muslera, en un grave error que marcó el rumbo del partido.

Con la ventaja, Francia replegó sus líneas para jugar al contragolpe y dejó la iniciativa a Uruguay que no fue capaz de superar a Lloris.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *