Deportes, Mundial Rusia 2018

Rusia y Uruguay se juegan el liderato del Grupo A

Las selecciones de Rusia y Uruguay, equipos de octavos de final desde la segunda jornada en el Grupo A tras vencer ambas a Egipto y Arabia Saudí, se enfrentan en su último partido de la primera fase en el Cosmos Arena (9:00 hora de Colombia), que decidirá quién es la líder y que, a priori, facilitará los cruces en las eliminatorias.

La anfitriona es el combinado del Grupo A que más nivel ha demostrado en esta primera fase. Los de Stanislav Cherchesov golearon en ambos encuentros a saudíes (5-0) y egipcios (3-1) gracias al gran momento de forma de Denis Cheryshev, que ya acumula tres goles, y a un sorprendente Dzyuba que se unió a la fiesta anotadora. De esta forma, los rusos se convirtieron en el quipo más goleador del torneo con ocho tantos a favor, empatados con Bélgica.

Por su parte, Uruguay era la gran favorita antes de comenzar el torneo. Sin embargo, su juego no termina de convencer y ganó por la mínima sus cruces anteriores. Óscar Tabárez no ha conseguido que su selección despliegue el potencial que individualmente tienen con jugadores como Luis Suárez, Cavani o Laxalt, siendo la línea defensiva, dirigida por los jugadores del Atlético de Madrid Diego Godín y José María Giménez, la que está salvando a los ‘charrúas’.

Este choque será definitivo para estos dos conjuntos. No solo para decidir quién será el líder del grupo, sino también para demostrar que tienen suficiente nivel para ser tenidas en cuenta en la Copa del Mundo. Rusia quiere seguir ganando y aprovechar su gran momento de forma, mientras que Uruguay tratará de cuajar un partido que le permita ganar confianza de cara a las rondas eliminatorias.

Los rusos llevan la balanza de victorias a su favor con seis en los ocho encuentros disputados ante la selección sudamericana, que ya venció en un Mundial (México 1970) a Rusia con un gol de Víctor Espárrago en el minuto 117 de la prórroga en los cuartos de final.

El equipo dirigido por Cherchesov no realizará demasiados cambios en su alineación. La regularidad tiene que mantenerse en el cuadro anfitrión con algún ligero cambio en el centro del campo con la posible entrada de uno los hermanos Miranchuk, Anton y Aleksey, por la lesión de Dzagoev.

En cambio, Uruguay sí que realizará alguna rotación con la entrada de Maxi Pereira en el lateral derecho, o las oportunidades para Lucas Torreira y Laxalt en un centro del campo, donde no hay ningún jugador intocable. Sebastián Coates ocupará el centro de la defensa junto a Godín por la lesión de Giménez en el cuádriceps derecho, mientras que Edison Cavani y Luis Suárez seguirán siendo la pareja en ataque.

Previous ArticleNext Article