Deportes, Mundial Rusia 2018

Mbappé amenaza la firmeza de Uruguay

Las selecciones de Uruguay y Francia serán las encargadas de abrir este viernes en el estadio de Nizhni Nóvgorod (9:00 hora de Colombia) los cuartos de final del Mundial de Rusia, un duelo que se presupone intenso entre dos campeonas y donde todas las miradas se han girado hacia el joven Kylian Mbappé.

Tanto los de Óscar Washington Tabárez como los de Didier Deschamps, único de las plantillas de los ocho equipos presentes junto a su compatriota Thiery Henry, ayudante de Roberto Martínez en Bélgica, en saber lo que es ser campeón del mundo, llegan a la antepenúltima ronda del torneo sin haber perdido todavía un partido y con buenas sensaciones, mejores si cabe en los primeros, los únicos junto a Bélgica que pueden presumir de haber ganado todo.

Bicampeona del mundo en los inicios del torneo (1930 y 1950) y semifinalista por última vez en 2010, el combinado charrúa opondrá la tremenda solidez que ha ofrecido hasta el momento ante unos ‘bleus’, campeones hace dos décadas y subcampeones en 2006 y que ya mostraron unas virtudes para acabar con la aventura de Leo Messi, aunque el escenario inicial que se va a encontrar distará mucho para que pueda potenciarlas.

Bajo la velocidad endiablada de Mbappé, Francia fue capaz de imponerse 4-3 a una Argentina que llegó a ir por delante 1-2 antes de la aparición del atacante del PSG, un auténtico quebradero de cabeza para los de Jorge Sampaoli cuando encontró espacios.

Sin embargo, parece poco probable que, salvo marcador en contra, el rocoso combinado uruguayo, defensivamente mucho más poderoso que la albiceleste, vaya a dejárselos a él o a un Antoine Griezmann que aún no ha terminado de arrancar.

Mbappé y el ‘7’ del Atlético serán otro examen para la zaga celeste, que ya supo solventar con bastante contundencia y sin ‘apuros’ la amenaza que suponía en octavos Cristiano Ronaldo. Ahora, Diego Godín y José María Giménez tendrán que lidiar con una línea más poderosa y donde un más inexperto Laxalt sería el que tuviese más tarea seguramente sobre la joven estrella francesa, mientras que los dos centrales rojiblancos vigilarán a un compañero al que conocen muy bien y a Olivier Giroud.

Más problemas se presuponen arriba para la bicampeona del mundo que, salvo milagrosa recuperación, no podrá contar con un Edinson Cavani que fue clave ante los ‘tugas’ con dos goles y un enorme trabajo defensivo que ratificó que los uruguayos no ofrecen fisuras hasta el momento. Pero su estajanovista trabajo le costó una lesión en el gemelo que le va a apartar de este duelo.

Sin su estelar ‘9’, que entrenó aparte para dar esperanza de al menos partir en el banquillo, Uruguay no podrá formar su dupla peligrosa arriba junto a un Luis Suárez que sigue creciendo en este torneo y que tendrá aún más responsabilidad anotadora ante otros futbolistas que le conocen muy bien como su compañero de equipo Samuel Umtiti, el madridista Raphael Varane y el rojiblanco Lucas Hernández. Si anota a Hugo Lloris, igualará a Óscar Omar Mínguez, que anotó ocho tantos entre 1950 y 1954, como máximo goleador de su país en las Copas del Mundo.

El de Salto tendrá como compañero seguramente a un Christian Stuani, que ofrecerá otras cosas diferentes a Cavani, pero que ya ha dejado claro esta campaña en las filas del Girona su peligro goleador, sobre todo si el balón es aéreo, y que sería el único cambio en el once del ‘Maestro’.

Por su parte, Francia ya está advertida también de lo que va a tener enfrente y seguramente el guión del partido y el planteamiento rival le conceda el mando del partido, la situación en la que más ‘incómoda’ se encuentra pese a la calidad que posee.

Deschamps tendrá que sustituir al sancionado Blaise Matuidi y todo hace indicar que sería Corentin Tolisso, titular en el estreno ante Australia, el elegido por delante del sevillista N’Zonzi y cambiando físico por más calidad en esa zona donde los uruguayos no darán respiro en busca de mantener su racha de invicto ante unos franceses que no les han ganado todavía en sus tres anteriores partidos en una Copa del Mundo con derrota 2-1 en 1966 y empates sin goles en 2002 y 2010.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *