Deportes

Las causas judiciales que pueden alejar a Neymar de su regreso al Barcelona

En los últimos días se ha desatado el nuevo culebrón Neymar, una enésima guerra por el jugador que amenaza con deshacer el camino que el brasileño tomó en el verano de 2017 para marcharse a París. El Barcelona valora reincorporar al ’10’ de la canarinha, pero antes deberá resolver con él las cuestiones judiciales por las que el jugador reclama 28,6 millones de euros al club y la entidad 75 al futbolista.

La salida de Neymar del conjunto culé no se produjo de la mejor manera posible, pues el brasileño fichó por el PSG diez días antes de que comenzase la temporada oficial y unos meses después de ampliar su contrato como azulgrana. En concreto, en el verano de 2016 el brasileño renovó con el Barcelona hasta 2021 y aumentó su cláusula de rescisión de 200 a 222 millones de euros, la cantidad que un año después depositaría para salir de la ciudad condal. El pacto que acerca el regreso de Neymar.

Por ese nuevo contrato, el club acordó pagar al jugador una prima de renovación de 40 millones en dos plazos. El primero, de 14 ‘kilos’, se pagó el día de la firma oficial (21 de octubre) y el otro quedó pendiente para fechas posteriores. Un talón que nunca se llegó a depositar en la cuenta del brasileño, pues cuando los rumores sobre la marcha del jugador crecieron, la directiva depositó los 26 millones restantes en un notario de Barcelona.

Así pues, el 3 de agosto de 2017, el abogado del futbolistas, Juan de Dios Crespo, llevó a la sede de LaLiga la cláusula de Neymar, es decir, los 222 famosos millones. Un hecho que produjo que el club retirase el restante de la prima de renovación y anunciase al brasileño que no lo iba a cobrar.

En rueda de prensa posterior, el portavoz Josep Vives anunció que “Neymar sabía que le pagaríamos la prima si cumplía 3 condiciones: una, que el jugador no negociase con otro club en el último mes antes del 31 de julio; dos, que expresara públicamente su decisión de cumplir el contrato con el Barça; tres, el cobro iba a hacerse el 1 de septiembre, para asegurar que no se iba a otro club. Ante esos incumplimientos, el club no va a liquidar ese talón de renovación”.

Tras esto, el brasileño acudió a denunciar al Barcelona puesto que entendía que esas no eran las condiciones y él debía haber cobrado el total de la prima por renovación, además incluyó un 10% por los intereses. En total, Neymar reclamó ante los juzgados 28,6 millones al Barcelona, que lejos de quedarse aquí puso una demanda al jugador a través de los abogados del club reclamando el total de los ingresos percibidos con la renovación junto a una multa por daños y prejuicios.

Una cuantía final de 75 millones de euros que el entidad azulgrana reclama al delantero y por la cual ambos deberán acudir ante un juzgado de lo social de Barcelona. Todavía sin fecha oficial será ahí cuando Neymar se vea con su exdirectiva y quién sabe, si con su futuro equipo.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *