Deportes

Clásico madrileño terminó sin goles en una gran batalla marcada por la actuación de los porteros

No era el día para los delanteros. El belga Thibaut Courtois y el esloveno Jan Oblak se erigieron como los grandes protagonistas de un partido en el que empezó mejor el Atlético y terminó mejor el Real Madrid en una gran batalla de fútbol. Dos estilos muy marcados que chocaron en el Bernabéu y ya son seis años en los que Simeone no conoce la derrota en casa de eterno rival.

El Atlético comenzó mejor y su puesta en escena echó por tierra el intenso inicio de los blancos en los primeros instantes del derbi. Lemar, Griezmann, Saúl y Koke se buscaron entre líneas para intentar conectar con un Costa muy vigilado por la defensa merengue.

En el minuto 18 de partido, Antoine Griezmann recibió un balón a la espalda de la defensa y se quedó solo ante Courtois, que provocó los primeros aplausos de la grada con su parada. El francés picó el balón, pero no lo suficiente ante la envergadura del belga.

Eran los mejores minutos del Atlético, pero enseguida el Real Madrid respondió con una jugada a balón parado. Kroos pusó un gran balón al segundo palo, donde apareció Bale como un cohete para mandar el balón rozando el palo largo.

Seguía la igualdad entre ambos equipos, y a los dos les faltó más juego sin balón. Pocos desmarques y muchos jugadores estáticos que pedían el balón al pie. Los blancos no arriesgaron mucho con el balón y eso se notó en la circulación.

Ceballos cambió el guión

Lopetegui se vio obligado a cambiar a Bale, lesionado, por Ceballos, para dotar al equipo de más presencia en el centro del campo. Y así fue. El utrerano fue de lo mejor de su equipo en San Mamés hace unas semanas y hoy su entrenador le quiso recompensar.

Ceballos se echó por momentos el equipo a la espalda. Se colocó en banda izquierda y allí el Real Madrid generó siempre superioridad con Kroos, Nacho, el propio Ceballos y Benzema cuando caía a banda. Todo lo contrario que la primera, con Carvajal como iniciador de los ataques.

La segunda parte fue un acoso por parte del Real Madrid ante un Atlético que solo defendió en su campo. Simeone introdujo a Thomas por un ausente Costa y esto dio más empaque al centro del campo.

La ocasión más clara fue para el Real Madrid. Kroos volvió a servir un gran balón para dejar solo a Asensio, que quiso picar el balón ante un Oblak que se hizo grande. El Madrid tuvo más ocasiones, pero no estuvo acertado desde lejos. Vinicius debutó en LaLiga, pero no tuvo tiempo casi de demostrar nada. Entró en el minuto 87.

Con este empate, Barcelona y Real Madrid empatan a 14 puntos, por los 13 del Sevilla y los 12 del Atlético de Madrid. Los blancos visitan Mendizorroza la próxima semana y los rojiblancos jugarán en casa ante el Betis.

Previous ArticleNext Article