Consideraciones, Opinión

Presidente, defienda la vida de Francia Márquez y todos los líderes sociales

Por: Óscar Sevillano


Oscar-sevillano
Óscar Sevillano

En un país donde la mayoría de sus municipios y veredas se ven inmersos en la pobreza extrema, lo menos que se espera es que sus líderes sociales, que alzan la voz para que se dirijan recursos que permitan superar sus necesidades, se vean amenazados y obligados a renunciar a una labor voluntaria, que puede traer satisfacciones personales porque se desarrollan pensando en el beneficio comunitario, pero que involuntariamente conllevan a un sin número de problemas y dolores de cabeza.

Conozco a Francia Márquez y se de su lucha para que las comunidades afrocolombianas en el departamento del Cauca, no se vean afectadas por las consecuencias que trae para la región el otorgamiento de títulos mineros en zonas donde estas habitan, sin que previamente se haya dado un diálogo social en la región que evite que la acción de la empresa que va a ejecutar el trabajo, no destruya el medio ambiente en la región, y tenga en cuenta los parámetros ancestrales que tiene el territorio para quienes desde mucho tiempo atrás la han habitado.

Esta mujer afrodescendiente no solo ha tenido la valentía de enfrentarse a los intereses privados de las empresas que han llegado a su territorio, sino además a quienes emplean métodos ilegales para ejercer la minería en la región. Todo este trabajo le ha traído como consecuencia para su vida una gran cantidad de amenazas a su vida, y a la de sus familiares.

¿De dónde llegan las amenazas?; ¿Quién las ejecuta?; ¿Quién da la orden?, son las preguntas que no se respondieron en el Gobierno de Álvaro Uribe, con la Fiscalía de Mario Iguarán; tampoco se respondieron en el Gobierno de Juan Manuel Santos con la Fiscalía de Viviane Morales, Eduardo Montealegre y parte de la Néstor Humberto Martínez, actual jefe del ente investigador, y mucho menos se han respondido en el actual Gobierno de Iván Duque.

Como van las cosas tampoco se va a responder, razón por la que dudo, se concreten acciones que permitan dar con el paradero de quienes amedrantan a los líderes sociales, no solo en el departamento del Cauca, sino además en todo el territorio nacional.

Da la impresión de que al Gobierno actual poco le interesa la integridad de los líderes sociales en nuestro país, porque a pesar de conocer la situación, no se ven resultados en esta materia, y a lo único que se limita el presidente Iván Duque cuando se le pregunta por estos hechos, es a rechazar estas acciones criminales, como si tales palabras asustaran a los grumos criminales.

Puede ser que se realicen centenares del consejos de seguridad que lidera el ministerio del Interior, a donde pocas veces asiste la ministra y las entidades que participan del grueso nacional, departamental y municipal, junto con las fuerzas militares y de policía, se limitan a realizar un balance de lo que han hecho, sin realizar un diagnóstico del territorio y un diálogo social que permita establecer las posibles soluciones que en materia de orden público se pueden ejecutar en la región, y que esto se refleje en la seguridad de los líderes sociales como Francia Márquez, por ejemplo. Dichas sesiones parecen hacerse con el ánimo de cumplir con un requisito, sin que necesariamente reflejen la voluntad política de establecer soluciones.

La situación es preocupante, y lo demostró el mismo presidente Iván Duque quien tuvo que salir asustado del departamento del Cauca, incumpliendo la cita con la Minga Indígena, dejando la impresión de que el Estado no está en capacidad de proteger ni siquiera, la vida del primer mandatario, razón por lo que este debe salir corriendo ante las advertencias del fiscal General de un posible atentando. Lo extraño es que la Fiscalía pueda detectar a tiempo cualquier riesgo para el primer mandatario, pero sea incapaz de generar alertas para que la vida de los líderes sociales no se vea amenazada.

La vida de Francia Márquez y la de muchos líderes sociales está en riesgo. Se supone que esta es una segunda versión del Gobierno de la Seguridad Democrático. Pues bien, si es así, ya es hora de que el presidente Iván Duque y su equipo lo demuestren y defiendan la integridad de estas personas.

@sevillanoscar

Previous ArticleNext Article