Consideraciones, Opinión

Piedad, una vez más, Piedad


  • Opinión de Óscar Sevillano

Óscar Sevillano

Si resulta bastante curioso que la exsenadora Piedad Córdoba que pide a grito entero garantías para el ejercicio de una mejor y mayor democracia en nuestro país, apoye a un régimen como el de Nicolás Maduro, donde se aplica la antidemocracia, hecho que tiene a Venezuela sumida en una profunda crisis económica y social de la que muchos de sus ciudadanos han tenido que huir.

Absurdo que en nombre de una supuesta ideología de izquierda se apoye y asista a la toma de juramento de un personaje como Nicolás Maduro que ha instaurado un sistema infame para Venezuela,  y que a nombre de ese sistema se promueva la  persecución de los opositores al régimen.

Extraño que Piedad Córdoba que se autoproclama la defensora de las causas sociales y de quienes aseguran sentirse hostigados por no compartir las posturas de quienes administran a Colombia, y asista al país vecino para abrazar a una persona que no debería estar en el Palacio de Miraflores, sino en una cárcel, respondiendo ante la justicia por los hechos que han provocado el éxodo masivo de venezolanos.

¿Por qué en lugar de asistir a un acto de posesión que llena de vergüenza a la democracia suramericana, Piedad Córdoba no visita los albergues de los venezolanos en las ciudades principales de Colombia para conocer su situación y las razones que los llevaron a abandonar su país de origen?


Esas contradicciones de Piedad Córdoba son las que le hacen perder seriedad a su causa política

Óscar Sevillano

¿Por qué en lugar de ir a Venezuela para felicitar a Nicolás Maduro por atornillarse un tiempo más en el poder, no dialoga con los venezolanos que han llegado a Colombia y conoce sus dramas y ayuda a denunciar ante la comunidad internacional la infamia que en sus vidas ha provocado la dictadura en el vecino país?

¿Cómo es que protestó porque no se le permitió en Colombia visitar a los guerrilleros en las cárceles, a los que osadamente ella llama “presos políticos”, y no hace nada para escuchar a quienes si se encuentran en esta situación en Venezuela?

Esas contradicciones de Piedad Córdoba son las que le hacen perder seriedad a su causa política, y las que provocan que uno se pregunte si es o no es coherente con sus reclamos para que se instaure una mejor democracia en Colombia.

No desconozco que la exsenadora siempre se ha preocupado porque en Colombia se hagan políticas públicas en favor de la clase trabajadora en nuestro país que bastante ha padecido, pero, ¿Por qué se hace la de la vista gorda con el sufrimiento de los venezolanos?

Me cuesta aceptar que en nombre de una ideología, se permita o se acepte el derribamiento de toda una nación que tiene todo para ser una de las más prósperas de la región,  y lo peor de todo es que se asista a este territorio, para abrazar a quien promueve el sufrimiento de sus gobernados.


Síganos en Facebook

Previous ArticleNext Article