Consideraciones, Lo + Confidencial, Opinión

Los del Sí y los de No, opinión de Óscar Sevillano

Por Óscar Sevillano


Oscar-sevillano
Óscar Sevillano

El debate por las objeciones de la Justicia Especial para la Paz – JEP, deja el mensaje urgente a las bancadas en el Congreso de la República y que es necesario llegar a un mínimo de entendimiento para no estancar al país en discusiones polarizantes que no llegan a nada y si desgastan al Estado.

Para esto es necesario que el Gobierno y el Centro Democrático reconozcan que no tienen las mayorías necesarias ni en senado, ni en cámara para aprobar sus iniciativas, y que requieren dialogar primero con las otras fuerzas políticas y establecer acuerdos. Por el lado de la oposición y los independientes, deben aceptar que tampoco cuentan con los votos suficientes para imponerse frente al presidente y su partido y rechazar todo lo que no les parezca.

Es por esto que mientras no se llegue a un entendimiento los independientes y la oposición solo pueden conformarse con bloquear los debates de plenaria y comisiones deshaciendo el quorum, mientras los pocos partidos que apoyan al Gobierno Nacional se conforman con señalarlos en los medios de comunicación de querer dádivas a cambio de la aprobación de proyectos y a todo momento estén recordando que ganaron el plebiscito con el No y no muestren ganas de superar este episodio y aceptar que la realidad de hoy, es muy distinta a la de ayer.

La extensa discusión de las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP no ha permitido dar pie a debates que el país espera como el del Plan Nacional de Desarrollo, en el que la Cámara de Representantes lleva la delantera, hecho que pone en tela de juicio el desempeño de Ernesto Macías en la presidencia del senado de la república.

Por el bien de la nación es menester acabar con la división que existe entre los del Si y los del No, herencia del Gobierno de Juan Manuel Santos, quien por no atender a las voces que le recomendaban no insistir con el plebiscito, dejó al país enfrascado en una discusión que parece ser eterna y que amenaza con estancar a Colombia.

Los del Si deben entender que algo de razón podría asistirle a los de No para advertir posibles fallas que en el pasado se presentaron, especialmente con la Ley de Justicia y Paz, que tuvo errores que no pueden, ni deben repetirse. Los del bando contrario, es decir, los del No, aceptar que la forma como debaten y como sugieren iniciativas no es la mejor, porque no es a base de insultos y señalamientos, como pretendiendo amedrentar a las bancadas que se les oponen, como van a lograr convencer a sus colegas en cámara y senado de lograr un entendimiento para establecer lo que ellos llaman “pacto político”.

También se necesita que el presidente Iván Duque por su parte entienda que no es retrasando los temas que quedaron pendientes en el Gobierno anterior, especialmente los que tienen que ver con la implementación de la paz, como se logra mejorar las cosas y mucho menos administrando un país como si se pensara únicamente en su partido, como se ejerce una gestión eficiente.

El llamado del presidente Iván Duque a las diferentes bancadas, especialmente a la de su partido político, que llegar a un acuerdo que permita desempantanar la agenda legislativa en el senado, con los ánimos calmados, sin insultos, ni palabras hirientes, es necesario por el bien del país. Entre otras, porque es al primer mandatario quien debe configurar un escenario que permita superar las diferencias que hoy existen entre los del Si y los No.

Twitter: @OscarFe06938419

Previous ArticleNext Article