Consideraciones, Opinión

Lo que falta en TransMilenio

La opinión de Óscar Sevillano:

Puede que con la licitación de nuevos buses articulados se haya dado inicio al camino para que el Sistema TransMilenio en Bogotá comience a reorganizarse, más no por esto el Alcalde Mayor Enrique Peñalosa puede dar gritos de victoria, ni mucho menos dar a entender que hizo la gran obra.

Llevar a cabo la licitación para renovar la flota de TransMilenio era una obligación para la actual Administración Distrital. Esto no era una cosa de libre elección, porque no es ningún secreto que no está operando al 100% por el desgate que a la fecha presenta. Y aunque insisto, es importante que se haya dado ese paso, no es suficiente para merecer los aplausos que Peñalosa espera recibir.

Es tal el deterioro de la totalidad del Sistema de buses rojos en Bogotá, que no basta con cambiar un articulado por otro nuevo, así estos últimos rueden a base de gas y un diésel menos contaminante. Esto es como cambiar de cama, dejando el mismo colchón.

No sirve de nada tener nuevos buses, si las estaciones y portales siguen deterioradas porque no resisten el alto tráfico de personas que a diario deben acudir a ellas para trasladarse de un lugar a otro al interior de la ciudad. Tampoco ayuda mucho el continuar con pocas rutas alimentadoras, que son utilizadas en gran medida por ciudadanos mal educados, no para desplazarse hacia el lugar donde tomaran el articulado, sino para moverse gratuitamente entre barrio y barrio al interior de su localidad, impidiendo que quien si lo requiere para lo que es, pueda darle uso.

Mucho menos ayuda el continuar incrementando el valor del pasaje, mientras los ciudadanos deban desplazarse al interior del sistema en condiciones de hacinamientos, con el temor de ser víctimas de algún delito, porque no es un secreto que la inseguridad se tomó al TransMilenio en las narices de las diferentes administraciones en Bogotá durante los últimos años.

No puede esperar el Alcalde Enrique Peñalosa que se le aplauda y se le felicite por iniciar una labor que el Distrito estaba en mora de realizar, y que marca el comienzo de la ruta para que el Sistema TransMilenio comience su recuperación, que de be hacerse de manera integral, teniendo en cuenta la estructura de sus estaciones y portales que deben ampliarse para que su capacidad no continúe desbordas. Además de escuchar las ideas y propuestas de la ciudadanía para que se ejerzan campañas de cultura que permitan su debido y adecuado uso.

Muy bueno que se haya dado la licitación para renovar la flota de TransMilenio, pero no es lo único señor Alcalde, el Sistema de buses rojos tiene más temas pendientes que esperan solución.

Twitter: Sevillanojarami

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *