Obviamente

Colombia vive un momento muy delicado. Su salud política está en cuidados intensivos. El “todos contra todos” se ha instalado en la opinión pública y las instituciones,  otrora respetadas, son menos admiradas por los ciudadanos.

 

Parece extraño, pero no fue suficiente la llegada parcial de la paz tras el acuerdo con las FARC. Las imágenes que parecían impensables de los guerrilleros camino en las zonas veredales para ser filiados y desarmados con la supervisión de Naciones Unidas, tampoco fue suficiente motivo de satisfacción para una gran mayoría de colombianos.

 

Mejoras en algunos ratios sobre pobreza, incremento de las exportaciones, mantenimiento del desempleo, mejora de las producciones energéticas, comienzo del desarrollo en infraestructuras, tampoco colman las expectativas y lanzan a la mayoría a una desesperanza sobre futuro del país.

 

¿Entonces qué pasa? Obviamente lo que siempre criticamos desde la barrera. Que el país esté en manos de los mismos de siempre; que los ciudadanos estén atenazados por organizaciones “cuasi mafiosas” que manejan los sectores estratégicos que rigen nuestra vida diaria. Que la clase política pida “ayudas” para salir airosa en los procesos electorales, pero que nunca más se acuerde de devolver algo a los electores desinteresados.

 

Que la delincuencia siga campante por todo el territorio nacional, como si con ellos no fuera eso de la ley y de la justicia. Que el nivel de corrupción ahora y por arte de magia, sea un escándalo, como si no los hubiera a diario en los medios de comunicación, no, obviamente que la corrupción se vea fuera en otros, “pero que no me cuestione nuestros planes”.

 

Obviamente, parece que no nos gusta avanzar, ni que mejoren las  instituciones, ni que los sistemas sean más transparentes. Nos gusta lo de siempre, que tengamos alguna ventaja sobre las reglas del juego. El famoso “usted no sabe quien soy yo” o la frase “quien hace la ley, hace la trampa”. Parece que así nos gusta estar, convivir en medio de toda una trama de corrupción institucional que afecta a millones de participes, obviamente es el juego habitual.

 

Este es un año clave, previo a las elecciones de 2018. Especialmente porque de nuevo hay que decidir quienes van a liderar el país en los próximos tiempos. Ya tenemos centenares de candidatos que van al Congreso y una docena más que aspiran a la Presidencia de la República. Obviamente hay que seguir igual, elegir a los mismos, dejarnos comprar el voto, aceptar coimas para las campañas, alimentar la torcida línea que garantiza un ganador, de un perdedor.

 

Otra vez, ¿dejaremos que compren nuestras voluntades? Y dejaremos que siga funcionando la economía sumergida a nuestro alrededor?. Dejaremos que empresas e instituciones vulneren nuestros derechos sin decir media palabra?

 

Obviamente las soluciones están en nuestras manos. Los votos deciden quienes de manera confiable van a buscar el bienestar de la mayoría. Deciden con qué criterio las instituciones van a respetar nuestros derechos y nuestras libertades. Los votos deciden sobre nuestra salud y la educación de nuestros hijos y claro está deciden al fin y al cabo, nuestro futuro como seres humanos.

 

Pero obviamente sería mucho pedir si pensamos que Colombia, ese gran país que tiene todo el potencial de mejorar y progresar, siga hipnotizado por el famoso realismo mágico, siendo esa la excusa de la ciudadanía para explicar todos los problemas que le agobian en el día a día.

México lindo y querido Opinión: Por Jaime Polanco

En la opinión pública mundial es tema de conversación las excentricidades del nuevo presidente de Estados Unidos. Pero en las tertulias entre amigos en México, hay un enfoque adicional: La relación directa entre la impopularidad del personaje del norte y el ascenso a las alturas del denostado Andrés Manuel López Obrador, líder del partido Morena.

 

Leer más

Sì se puede… hasta dónde se pudo

LA OPINIÓN DE JAIME POLANCO

Las despedidas siempre son emotivas, ayudan a olvidar cosas del pasado y recuperan lo mejor del presente, animan a los elogios y ayudan al momento lacrimógeno de la emoción de la marcha, de donde uno ha estado a gusto por tiempo. Ese es el caso del todavía presidente Obama y su equipo de colaboradores, quienes en unos días abandonarán La Casa Blanca para encauzar sus vidas en otras actividades menos comprometidas.

Leer más

Hartazgo político, la opinión de Jaime Polanco

Opinión: de Jaime Polanco.

Después de unos días de sorpresa y estupor, por la impredecible victoria de Donald Trump en las pasadas elecciones presidenciales norteamericanas, las diferentes sociedades occidentales se preguntan, ¿cómo ha podido pasar semejante desastre y también si el fiasco del Brexit británico, el despropósito del Plebiscito colombiano, la atípica situación política en España y otros fenómenos socio políticos están conectados entre sí.

Leer más

Confidencial Colombia, cinco años después

Se cumplen cinco años del nacimiento de Confidencial Colombia, medio de comunicación independiente pionero en Colombia en el ámbito digital. En estos años, el Confidencial Colombia se consolidó como un periódico digital de referencia en el país, acercando la realidad y las noticias al público de Internet.

Columna de Jaime Polanco, presidente de Confidencial Colombia.

Leer más

Los desafíos de la Argentina de Macri

En estos días se ha celebrado en Argentina el encuentro de inversionistas más importante de las últimas décadas en la región. Lo llamaron el ‘mini Davos’, y asistieron más de 1.700 ejecutivos e inversionistas de más de 60 países, quienes quedaron altamente satisfechos de lo que allí vieron.

Leer más

Brasil después del guayabo olímpico

Todavía algunos, con los ojos llorosos, recuerdan las emocionantes imágenes de los deportistas rompiendo records olímpicos o ganando medallas  a pesar de los escasos recursos que reciben de sus países. Como los míticos Usain Bolt y  Michael Phelps se irán a sus casas satisfechos del trabajo realizado y con historias de superhombres para contar a sus nietos, o como una muy brillante delegación colombiana elevo a las alturas el mayor reto olímpico de la historia del país. 

Leer más

EE.UU, después de las Convenciones

Terminaron los fastos de la convención demócrata con la nominación de Hillary Clinton como candidata a la presidencia de los Estados Unidos.  La “dama de hierro” norteamericana se enfrentará al polémico Donald Trump, quien en su estrategia de divide y vencerás ha sabido convencer a los republicanos para que voten por su nominación, a pesar del miedo que infunden cada día sus polémicas declaraciones sobre cualquier tema que esté encima de la mesa.

Leer más

Gana España Gracias a Podemos

Tan solo unas hora más tarde de la indigestión por parte de la vieja Europa de la desafortunada victoria del “Brexit”, España encaró el domingo la “segunda vuelta” de las elecciones que empezaron el 20D (20 de diciembre) del año pasado. Con mas miedo que vergüenza se presentaron los partidos políticos tradicionales a este nuevo proceso electoral,  producto del desacierto y la desconfianza mostrada por las formaciones políticas y su incapacidad de abrir cualquier atisbo de generosidad con la institucionalidad que demandaba la sociedad española. 

Leer más