Robert de Niro ya no pegaría un puño a Donald Trump

El actor Robert de Niro se retracta de sus declaraciones de hace unas semanas cuando después de llamarle «estúpido», «cerdo», «idiota» y «un desastre nacional», el actor sentenciaba: “Me gustaría pegarle un puñetazo en la cara a él”. Ahora que el candidato republicano se ha convertido en el presidente electo de Estados Unidos, el intérprete ha vuelto a dirigirle unas palabras, en este caso mucho más respetuosas.

Leer más