Una depresión llevó a la muerte al primogénito de Fidel Castro

Fidel Castro Díaz-Balar, hijo mayor del expresidente de Cuba, fue hallado muerto este jueves en La Habana.

 

De acuerdo a informes entregado por el diario oficial cubano ‘Granma’, el hijo mayor de Castro se suicidó tras pasar varios meses en “estado depresivo profundo”.

 

Conocido como ‘Fidelito’ dado el gran parecido físico con su padre, Castro Díaz, se había sometido recientemente a tratamiento psiquiátrico debido a su delicado estado de salud a causa de una depresión severa.

 

Castro, de 68 años, estuvo hospitalizado en un centro médico como parte de su tratamiento y posteriormente permaneció bajo supervisión ambulatoria.

 

En el momento de su fallecimiento se encontraba trabajando como asesor científico del Consejo de Estado y ocupaba el cargo de vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba.

 

Durante su actividad profesional obtuvo varios reconocimientos a nivel nacional e internacional.