Bogotá

Así es Atrio, el nuevo ícono arquitectónico en Colombia que pone a latir el corazón de Bogotá

ATRIO, el nuevo corazón de Bogotá, es un proyecto arquitectónico que contará con dos torres. La torre norte, que se construye actualmente, con 46 pisos y 201.6 metros de altura, destinada para uso de oficinas. Y la torre sur, que aún no ha iniciado el proceso constructivo, y contará con 62 pisos y una altura de 268 metros, para uso residencial, de oficinas y hotel.

El área total construida será de 250.000 m2 con un espacio generoso abierto al público que constará de más de 10.000 m2, lo que representa dos tercios de la superficie y se complementará con otros elementos pensados en el bienestar, como es el caso de la estructura canopy, una cubierta de vidrio de 3.600 m2 que protege de los rigores del clima, y los pabellones, 4 edificaciones ligeras de 4.20 metros de altura destinadas para uso comercial.

La generosidad en el espacio podrá apreciarse también en el interior de las torres, pues cada planta contará con 2.000 m2 y una altura útil de 2.80 metros entre piso y techo. Y en el caso de la torre norte, el espacio útil para uso de oficinas será de 1.800 m2, por piso.

El proyecto se desarrolla en el centro de Bogotá, en el punto donde convergen las sedes de gran parte de las compañías más representativas del país y la zona por la que transitan más de 75 mil personas diariamente.

El diseño de las torres incluye un atrio de 30 metros de altura, lo que da la sensación de una gran entrada amigable y sin límites.

En la estructura metálica de ATRIO sobresalen los ejes diagonales color naranja que, además de brindar una expresión arquitectónica única, sirven como soporte antisísmico. En total se utilizarán 18.850 toneladas de acero para la contrucción de las dos torres, el doble del que se usó para la construcción de la Torre Eiffel.

En cuanto a la estructura de concreto, sólo en la placa de cimentación para la torre norte se utilizaron 7.369 metros cúbicos de este material, el equivalente a verter el contenido de 1.000 mezcladoras de concreto al tiempo.

La fachada es prácticamente un traje hecho a la medida y cumple la función de mantener las condiciones climáticas más confortables gracias a una recámara para el aislamiento térmico y acústico, que además protege de la polución y la radiación solar. Sólo en la torre norte se utilizarán 5.821 paneles de vidrio.

Cabe resaltar que esta filosofía de integrar la ciudad con las personas es un aporte importante de la firma inglesa de arquitectos Rogers Stirk Harbour & Partners (RSH&P), constructores de la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas de Madrid – España y del Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de París, Francia, teniendo como enfoque la creación de obras abiertas y generosas en el espacio público y su relación con el entorno.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *