Actualidad

Solo el 43% de tu cuerpo es humano, te contamos por qué

Las células humanas que hay en el cuerpo de cualquier persona solo representan un 43%, el resto son organismos microscópicos, según ha publicado la BBC. Conocer esa parte oculta del cuerpo humano, conocida como microbioma, facilitaría significativamente la comprensión de enfermedades, desde alergías hasta el Parkinson.

“Son esenciales para tu salud”, ha afirmado la Profesora Ruth Ley, la directora del departamento de ciencia sobre microbioma en el Instituto Mac Planck, “tu cuerpo no eres solo tú”. Hay que dejar claro que la microbioma de cada persona es diferente, además, no importa cuántas veces o lo bien que limpies tu cuerpo, este siempre estará cubierto de criaturas microscópicas.

La mayor concentración de vida microscópica se encuentra en las “oscuras profundidades” privadas de oxígeno de nuestro intestino. El profesor Rob Knight, de la Universidad de San Diego California, confirmó a la BBC: “Eres más microbio que humano”. También entra en juego otro factor: el ADN de estos microbios, así “lo que nos hace humanos es la combinación de nuestro propio ADN y la del ADN de los microbios”, según la opinión del Profesor Sarkis Mazmanian, un microbiólogo de Caltech.

Batalla contra los microbios

Los antibioticos y las vacunas han sido nuestros grandes aliados para acabar con los microbios que causan enfermedades. Sin embargo, la profesora Ley, confirmó a la BBC que “en los últimos 50 años hemos hecho un trabajo horrible eliminando las enfermedades infecciosas […] hemos visto un enorme y terrorífico incremento de las enfermedades autoinmunes y de las alergias”.

La microbioma, según afirma la BBC, está ligada a enfermedades inflamatorias del intestino, a la eficacia del tratamiento del cáncer, al Parkinson, a la depresión y al autismo. Otro ejemplo claro es la obesidad.

Experimento en ratones

Según el artículo, una dieta basada en hamburguesas y chocolate puede afectar tanto al riego de sufrir obesidad como al tipo de microbios que crecen en el tracto digestivo. Pero, ¿cómo sabes si no es una mala combinación de bacterias metabolizando tu comida de esa determinada forma lo que contribuye a tu obesidad?

El profesor Knight ha realizado experimentos en ratones nacidos en las mejores condiciones sanitarias imaginables. Knight comentó a la BBC que fueron capaces de demostrar que si utilizas a humanos delgados y con obesidad, coges sus excrementos y transplantas la bacteria a ratones, puedes adelgazar o engordar a los ratones dependiendo de la persona de la que hayas obtenido esa microbioma. Un ratón obeso, también adelgaza con la microbioma adecuada. Solo queda comprobar si este experimento tendría resultados en humanos.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *