Actualidad

Resistencia contra el fracking en Boyacá gana su primera batalla

  •  
  •  

En las últimas horas, la Alianza Colombia Libre de Fracking dio a conocer que el contrato de exploración sísmica que adelantaba la empresa polaca Geofisyka Torún, en 13 municipios de Boyacá y parte de Cundinamarca, fue terminado unilateralmente por la propia compañía, luego de una intensa campaña emprendida por el gobernador de Boyacá y la comunidad para que se suspendieran estos trabajos en el departamento.

El contrato fue altamente cuestionado, porque según el mandatario de los boyacenses conllevaba a la posibilidad futura de explotación de hidrocarburos mediante fracking, técnica que está comprobado científicamente causa estragos irreparables en el medio ambiente.
 
“Recibimos  con alegría la noticia de la terminación de este contrato que permitía hacer sísmica en Boyacá para exploración de hidrocarburos en yacimientos no convencionales; una puerta que se le abría, claramente, al fracking. Es una gran victoria de la movilización ciudadana y un fuerte llamado de atención al gobierno nacional para que no siga tomando decisiones inconsultas desde cómodos sillones de Bogotá, sino que tenga en cuenta a los territorios y a sus habitantes”, manifestó el gobernador Amaya.

El gobernador añadió que “es una conquista de la vida, de las futuras generaciones y de un modelo de desarrollo económico que tiene como eje principal al ser humano y a los recursos naturales que se merecen los boyacenses. Como defensor de los recursos naturales y de la vida seguiré batallando estas causas que permitirán, sin duda, un mejor planeta para nuestros hijos”. 

Acciones desde la Gobernación para lograr la suspensión del contrato 

El 29 de junio se citó a una audiencia pública en Chiquinquirá con los habitantes de los 13 municipios incluidos en el contrato de sísmica, a la que asistieron más de 2000 ciudadanos.

El 3 de julio, en reunión en las instalaciones de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, el gobernador Amaya, en compañía de los campesinos boyacenses y los mandatarios de los municipios volvieron a solicitar la suspensión del contrato.

En días pasados, Amaya radicó una acción popular, mediante la cual se solicitaba la suspensión del contrato con la empresa polaca invocando el principio de precaución, y se realizó el cierre del Foro Internacional “Territorios frente al fracking en América Latina” en el Puente de Boyacá, con el mensaje claro y rotundo de «No al fracking».

Previous ArticleNext Article