Actualidad

Murió el militar que le renunció a Samper en los tiempos del Proceso 8000

En las últimas horas se produjo el deceso del Mayor General (r) Ricardo Emilio Cifuentes Ordóñez, el militar recordado por renunciar a su exitosa carrera en el Ejército porque dudaba de la honestidad del expresidente Ernesto Samper, que para esa época, se encontraba en el ojo del huracán tras ser acusado de recibir financiación del narcotráfico para su campaña presidencial.

“Lo que me dicta mi conciencia, mis principios, convicciones, simplemente consiste en que el Presidente de la República no merece mi respaldo”, con esas palabras Cifuentes Ordóñez le dijo adiós a su carrera a finales de enero de 1996, época en la que el país soportaba un huracán político por cuenta del denominado Proceso 8000.

El Mayor General (r) tuvo una carrera destacada en el Ejército, y entre sus logros se destaca la captura del exguerrillero, Francisco Galán en 1992, considerado en ese entonces como el cuarto hombre en la línea de mando del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Pocos días después de renunciar a su carrera militar, Cifuentes Ordóñez perdió a su hijo, el médico, Germán Alberto Cifuentes Vivas, asesinado la madrugada del 16 de febrero de 1996 en una acción criminal perpetrada por tres hombres que interceptaron su vehículo en la calle 120 con transversal 34, en el norte de Bogotá.

En octubre de 2001 fue víctima de un atentado a bala en Duitama, Boyacá, cuando un sicario se le acercó y sin mediar palabra le propinó un tiro en la mandíbula inferior, cuyo proyectil salió.

El Mayor General (r) Ricardo Emilio Cifuentes Ordoñez fue comandante de la V Brigada del Ejército, director de la escuela Militar de Cadetes José María Córdoba y de la Escuela Superior de Guerra.

Las honras fúnebres del recordado general en retiro se realizarán este miércoles 5 de diciembre a la 1:30 de la tarde, en la capilla Cristo Salvador de la Escuela Militar de Cadetes, José María Córdoba, y posteriormente se realizará la inhumación de sus retos en el parque cementerio, Jardines de Paz, norte de Bogotá.

Previous ArticleNext Article

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *