Actualidad, Lo + Confidencial

MinTransporte pone en entredicho el proyecto del río Magdalena

Molesto (por decirlo suavemente) se encuentra el nuevo equipo de MinTransporte, con la nueva ministra al frente, Ángela María Orozco, después de comprobar que uno de los ‘planes estrella’ de desarrollo del país: la navegabilidad del río Magdalena, está bastante enredado a día a hoy al menos en cuanto al inicio de las obras. Fuentes del ministerio dejaron claro a este medio que el proyecto seguirá adelante por considerarlo estratégico de primer nivel para el país.

Nada más entrar el nuevo gobierno, hace poco más de un mes, los técnicos del ministerior empezaron a estudiar el proyecto que había dejado el anterior ejecutivo de Santos y cual fue la sorpresa de los mismos cuando han podido comprobar que tiene bastantes inconsistencias, especialmente en el tema ambiental, de ejecución y el aspecto financiero.

En el informe de 14 páginas pone en cuestión el trabajo realizado por el anterior equipo e incluye frases tan contundentes como “Los documentos disponibles no incluyen información clara que determine si para el componente ambiental se realizaron estudios detallados con información primaria y secundaria para todos los componentes ambientales de los medios abióticos, bióticos y socioeconómicos”.

En el capítulo económico, continúan las críticas: “La baja tarifa implica que la operación y mantenimiento no es financiable con los pagos de los usuarios. Bajo requisito de fondeo de capital para la ejecución del proyecto, podría poner en riesgo solidez financiera del mismo”.

Pueden leer el informe completo en este enlace: https://www.mintransporte.gov.co/Publicaciones/informe_navegabilidad_del_rio_magdalena

La obra, que se prolongaría por más de 13 años, tendrá un costo superior al 1,2 billones de pesos y dará un auténtico vuelco al transporte del país, afectando a 7 departamentos y a la vida de miles de personas.

A día de hoy, el principal problema del río es la contaminación directa por aguas domésticas e industriales o a través de sus afluentes es elevada, e incluye desechos orgánicos, sales, metales tóxicos, excesos de nitratos y fosfatos, plásticos, plaguicidas y disolventes. Esto afecta a la biodiversidad de flora y fauna y la disponibilidad de recursos pesqueros, que disminuyó hasta un 50% en los últimos 30 años.

Previous ArticleNext Article