Actualidad, Placeres

La polémica racial que eclipsa el show de medio tiempo del Super Bowl LIII

Los integrantes de Maroon 5, Travis Scott y el rapero Big Boi, pueden pasar de conseguir uno de los rótulos que todo artista quisiera tener como lo es una actuación en el show de medio tiempo del Super Bowl o simplemente quedar en la historia como traidores.
Artistas promueven boicot a la NFL

Uno de los atractivos más grandes del Super Bowl, a parte de la sección de comerciales o el partido mismo es el show de medio tiempo. En esta ocasión Maroon 5 comandará el espectáculo, al que se unieron los raperos Travis Scott y Big Boi.

Sin embargo, el que podría ser uno de los mejores momentos de la carrera de los artistas, podría convertirse en uno de los momentos para el olvido y todo esto se da por una polémica racial, que nada tiene que ver con lo musical, pero que involucra la lucha de los derechos civiles de la comunidad afroestadounidense.

Para dar contexto tenemos que remontarnos hasta el 2016 cuando Colin Kaepernick, ex querteback de ’49ers’ de San Francisco, durante un juego de la NFL decidió colocarse de rodillas cuando sonaba el himno de los Estados Unidos. Muchos conservadores tomaron el acto como una afrenta para la nación y él argumentó que lo hizo como protesta por el racismo que se vivía en su país y por la brutalidad policial.

Después de esta acción, el jugador no volvió a ser contratado por ningún equipo de la liga, lo que denominaron como un ‘boicot’ de la NFL para el jugador. Kaepernick es actualmente uno de los activistas contra el racismo más importante y su lucha -que hasta el momento le ha costado su carrera- ha conmovido a muchos artistas, que han impulsado una campaña de boicot contra la NFL en la que piden a más colegas que se nieguen a participar en el show de medio tiempo del Super Bowl hasta que la Liga acepte el derecho a la libre protesta. Nicki Minaj, Pink, Jay Z y Rihanna se han unido a esta causa.

Acá es cuando el prestigio bien ganado por los integrantes de Maroon 5 empieza a resquebrajarse, pues han recibido muchas críticas por aceptar ser los artistas que canten durante el show. Adam Levine, la figura más visible de la banda, dijo que estar en el Super Bowl para él era un sueño y que también aceptó porque donará 500.000 dólares con la NFL a una fundación que promueve el desarrollo de las habilidades de los niños.

Con Travis Scott, la cuestión es mucho más compleja dada su condición de afrodescendiente. Pues a él es al que más críticas le han llovido por sumarse a este espectáculo. No obstante, ha sabido disipar la atención con el asunto por un rumor en el que supuestamente le pedirá matrimonio a su pareja Kylie Jenner durante su presentación.

“Kaepernick arriesgó su carrera al hincar la rodilla por la igualdad y la NFL lo castigó por ello. Hasta que la Liga no cambie sus políticas y apoye el derecho constitucional de los jugadores a protestar, ningún artista debería aceptar trabajar con la NFL”, rezaba parte de una petición para que los artistas no se presenten durante el show de medio tiempo. La iniciativa ya completó más de 114.000 firmas.

Por último, el rapero Big Boi, que es el más desconocido a pesar de haber ganado un Premio Grammy cuando hacía parte del dúo de Outkast -célebre porque en sus letras hacían denuncias contra el racismo en Estados Unidos- ha guardado total silencio ante la polémica. A él lo incluyen en el reparto de artistas porque es oiundo de Atlanta, Georgia, donde se llevará a cabo el juego. Se sabe que hubo una búsqueda por Cardi B que ella declinó por solidaridad a Colin Kaepernibk

Además de la polémica racial, algo que tampoco ha gustado es la inclusión de Maroon 5 para el show de medio tiempo, ya que el juego se disputará en Atlanta, la capital del hip hop en Estados Unidos por lo que muchos esperaban que el artista elegido fuera un rapero y es ahí donde se deriva la escogencia de Travis Scott y Big Boi para el show.

Previous ArticleNext Article