Actualidad, Lo + Confidencial

La mini constituyente del uribismo para acabar con las altas cortes

En las últimas horas el uribismo radicó en el Congreso su propia versión de Reforma a la Justicia, donde proponen entre otros, eliminar las altas cortes y crear un tribunal supremo.

La propuesta que fue presentada por la senadora Paloma Valencia y el expresidente Álvaro Uribe Vélez, investigado por la Corte Suprema de Justicia por falsos testigos, revive nuevamente el debate que planteó en su momento el candidato y hoy presidente Iván Duque, sobre la creación de una Corte única y plantea la eliminación de los fueros para congresistas y magistrados, entre otros puntos.

De acuerdo con la senadora Valencia, esta propuesta nacida de las entrañas del uribismo “complementa la reforma radicada por el Gobierno Nacional, pero no busca hacerle oposición”.

Además, Valencia explicó que la iniciativa busca dejar “una gran Corte Constitucional, que se recibiría el nombre de Tribunal Constitucional Supremo, en el cual se unificaría la jurisprudencia y atenderían recursos extraordinarios de amparo judicial, suprimiendo las otras cortes existentes: Corte Suprema de Justicia y Consejo de Estado”.

Publicidad

Según el Centro Democrático, esta propuesta busca un fortalecimiento de la primera instancia, donde solo habrá dos instancias en la jurisdicción colombiana, y una segunda que tendrán los tribunales.

Otro de los aspectos clave tiene que ver con la eliminación del fuero constitucional a congresistas y magistrados. “Elimina los fueros. Los congresistas y magistrados van a tener un sencillo procedimiento de desaforamiento que harán las comisiones conjuntas de Senado y Cámara y, una vez hayan recibido la investigación que hará un fiscal especial delegado para este tipo de funcionarios, lo que hace es retirar el fuero y los jueces de circuito constituirán un tribunal ad hoc de tres jueces que juzgarán en primera instancia y la apelación la conocerá el tribunal superior”, indicó Valencia.

Cabe señalar que esta iniciativa está compuesta por más de 40 artículos y de aprobarse en el legislativo alcanzaría rango constitucional, lo que la convertiría en una ‘mini constituyente’, ya que implica modificar igual número de artículos de la carta política.

Previous ArticleNext Article