Actualidad, Lo + Confidencial

La historia detrás del ‘ratoncito duro de cazar’ que paralizó el Congreso

El Congreso de Colombia debió cancelar su plenaria de este martes por unos ratones vivos que fueron lanzados en paracaídas desde los palcos del recinto, al a bancada del uribismo, según denunciaron los legisladores y asesores de esa colectividad.

En Colombia los ratones y ratas son símbolo de robo y corrupción y la singular acción fue hecha con roedores blancos de laboratorio.


Desde lo alto del recinto, donde se instala el público, “tiraron cuatro ratones blancos en una bolsa que tenía confetis. La bolsita tenía paracaídas”, dijo a la AFP Sebastián Díaz, jefe de prensa del senador liberal Armando Benedetti.

El incidente tuvo lugar al término de un acto de reconciliación en el que congresistas de la FARC, el partido político surgido de los acuerdos de paz en Colombia, entregaron plantas a parlamentarios.

La senadora Sandra Ramírez, compañera del fallecido fundador y máximo comandante de las FARC Manuel Marulanda (Tirofijo), calificó el acto de “sabotaje” y exigió investigarlo.

Ningún grupo o movimiento se ha atribuido la protesta. Sin embargo, este miércoles se conoció que que hay 8 sospechosos, de los cuales 2 fueron autorizados por el senador Ciro Ramírez, del Centro Democrático.

El Congreso arrastra una imagen negativa en Colombia por casos de corrupción.

En agosto se hundió en las urnas una consulta que buscaba endurecer el castigo a los políticos corruptos y a las empresas corruptoras.

Con información de AFP

Articulo anteriorArticulo siguiente