Actualidad, Lo + Confidencial

La guerra diplomática de Rusia al mundo entero a 75 días del inicio del Mundial

Rusia no se ha quedado de brazos cruzados a la expulsión de sus diplomáticos en fechas pasadas. Durante este viernes el Gobierno comunicó a varios embajadores occidentales las expulsiones de diplomáticos de los países que antes decidieron echar a funcionarios rusos por el caso del exespía Skripal y en lo que Moscú califica de “medidas recíprocas hostiles” hacia Rusia. La tensión de Rusia hacia el mundo occidental es especialmente incómoda porque el mundo ya está mirando a Rusia por el Mundial de fútbol que dará comienzo el próximo 15 de junio.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha afirmado en un comunicado que el Reino Unido deberá reducir el personal en su Embajada y Consulado General en Rusia para igualarlo numéricamente al de las misiones diplomáticas rusas en suelo británico. Moscú ha dado un mes a Londres para que recorte su misión diplomática. También ha trascendido la expulsión de dos diplomáticos holandeses en represalia por los dos funcionarios rusos de Holanda por el caso Skripal. De la misma manera, tendrán que hacer las maletas cuatro diplomáticos polacos, tres lituanos, dos españoles, un letón y dos italianos.

A cada uno de los embajadores occidentales que acudieron a su cita en el Ministerio de Exteriores se le ha entregado notas de protesta además de informarle sobre las medidas de represalia de Rusia respecto a su país. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, acusa a estos países de hacer seguidismo de la política de confrontación de la Casa Blanca.

La mañana ha sido ajetreada en el Ministerio de Exteriores. El primero en llegar fue el embajador del Reino Unido, seguido de sus homólogos de Alemania y Francia. Más tarde, en la sede de la Cancillería entraron los jefes de las misiones diplomáticas de Italia, Polonia, los Países Bajos, Dinamarca, Lituania, Rumanía, Suecia, Australia, Croacia, Canadá y Grecia, así como representantes de las embajadas de Ucrania y Chequia.

Rusia insiste en que nunca ha querido desatar “guerras diplomáticas”. El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, recordó hoy que la expulsión decretada ayer de 60 diplomáticos estadounidenses es sólo la respuesta a las acciones inamistosas de Washington.

Más de 30 países, en su mayoría miembros de la Unión Europea, pero entre los que también figuran EEUU, Canadá, Australia y Ucrania, anunciaron su decisión de expulsar a 150 diplomáticos rusos.

El embajador británico, Laurie Bristow, igualmente ha acudido a la Cancillería para abordar las medidas adoptadas por ambos países en las últimas semanas -entre ellas, la expulsión de 23 diplomáticos- en el marco del caso Skripal.

Rusia citó anoche al embajador de EEUU, John Huntsman, para informarle de la expulsión de 60 diplomáticos estadounidenses y el cierre del consulado general en San Petersburgo, la segunda ciudad rusa.

Abierta al diálogo

Rusia nunca ha desatado “guerras diplomáticas” y está abierta a desarrollar buenas relaciones con todos los países, según ha afirmado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, que ha subrayado que la expulsión de 60 diplomáticos estadounidenses es en respuesta a las acciones inamistosas de Washington.

“Rusia no ha desatado guerras diplomáticas, y el presidente (ruso, Vladímir) Putin ha sido y es partidario de entablar y desarrollar buenas relaciones con todos los países, incluido Estados Unidos”, ha dicho Peskov a un grupo de periodistas.

Ha reclacado que Moscú “nunca ha comenzado intercambios de sanciones, intercambios de expulsiones de diplomáticos, etcétera”. El portavoz ha rechazado las críticas de EEUU, que ha calificado de “lamentable” la expulsión ayer de 60 de sus diplomáticos en respuesta a una decisión similar adoptada el lunes por Washington.

Peskov ha expresado su desacuerdo con este punto de vista y subrayó que “Rusia se vio obligada a adoptar medidas de respuesta”.

Articulo anteriorArticulo siguiente